La posibilidad de acuerdo entre productores se aleja y el crudo se hunde

Investing.com - Los precios del petróleo han descendido bruscamente durante la mañana de la jornada de negociación de este miércoles en Europa pues el gran avance del dólar y la disminución de las expectativas acerca de una congelación de la producción lastraban la confianza.
El petróleo del New York Mercantile Exchange para entrega en octubre se negoció a 46,88 USD por barril, a las 3:57, hora de la costa este (las 9:57 en España), dejándose un 1,6% o 76 centavos.
Por otra parte, en el ICE Futures Exchange de Londres, el petróleo Brent para entrega en noviembre se negoció a 49,36 USD por barril, con un retroceso del 1,58% o 79 centavos.
Las pérdidas del petróleo se producían al situarse el dólar en máximos de dos semanas tras el tono agresivo de las declaraciones de dos de los principales cargos de la Reserva Federal, que indicaron una posible subida de los tipos de interés de Estados Unidos el mes que viene.
La presidenta de la Fed, Janet Yellen, anunció el viernes en la reunión de dirigentes de bancos centrales de Jackson Hole, Wyoming, que las probabilidades de subida de los tipos “han aumentado”, mientras que el vicepresidente Stanley Fischer indicó que es posible que se implementen los ajustes en la próxima revisión de septiembre.
Las subidas de los tipos de interés de Estados Unidos tienden a impulsar el dólar, lo que encarecería el petróleo de cara a los traders que operan en toras divisas.
El índice dólar, que sigue la evolución de esta moneda con respecto a una cesta de otras seis divisas principales, se disparó hasta 95,69, máximos de la sesión y su cota más alta desde el 15 de agosto. Finalmente, se situó en 95,65 este lunes.
Mientras, las probabilidades de que la inminente reunión de los principales productores de petróleo resulte en alguna medida para reducir la superabundancia global han disminuido enormemente después de que Irán anunciara que sólo colaborará en las conversaciones para congelar los niveles de producción si sus homólogos exportadores reconocieran su derecho a recuperar completamente su oferta de mercado.
La semana pasada, el ministro de energía saudí, Khalid al-Falih, anunció que no cree que sea necesaria ninguna “intervención relevante” en el mercado del petróleo.
Sus declaraciones se conocen antes de la reunión informal que la Organización de Países Exportadores de Petróleo celebrará en Argelia el mes que viene, durante la cual los principales países productores discutirán una posible congelación de la producción.
Sin embargo, los analistas y traders siguen siendo escépticos en cuanto a que la reunión desemboque en un intento coherente de reducir la superabundancia global.
Los futuros de petróleo han subido durante las últimas dos semanas casi 10 USD por barril, o cerca de un 25%, pues las previsiones en torno a una posible congelación de la producción en la reunión informal de la OPEP en Argelia han provocado un enorme repunte.
El intento de congelar conjuntamente los niveles de producción que ya tuvo lugar este año fracasó debido a que Irán se negó a participar en la iniciativa, subrayando la dificultad de llegar a un acuerdo con sus rivales políticos.