Gas Natural Fenosa desarrollará un proyecto piloto en Australia para conectar las redes de electricidad

Gas Natural Fenosa a través de Global Power Generation (GPG), su filial de generación internacional, desarrollará un programa de almacenamiento de excedentes de energías renovables, que incluye la construcción dentro de la ACT (Australian Capital Territory) de una planta piloto de producción de hidrógeno o metano sintético, alimentada por energía renovable. A su vez, el proyecto permitirá conectar la red eléctrica a la de gas, convirtiendo el exceso de generación de energía renovable en gas compatible con la red. Así, se logrará un doble objetivo: almacenar energía renovable, y compensar emisiones de CO2, al capturarlo para combinarlo con hidrógeno y convertirlo en metano sintético. 

El proyecto piloto ha sido anunciado hoy en rueda de prensa en Canberra, durante la cual el Responsable de Ingeniería de Global Power Generation, Guillermo Alonso, afirmó que “la compañía ofrece una alternativa muy innovadora en el ámbito de almacenamiento de energía, que combina una alta densidad de energía sin hacer necesaria la inversión en infraestructuras de almacenamiento, y ofrece la oportunidad de usar CO2, capturarlo y convertirlo en gas natural sintético”. Alonso añadió que “la tecnología usada en el proyecto piloto puede proporcionar beneficios significativos para la ATC, y además está totalmente alineada con su objetivo de suministrar electricidad 100% renovable en 2020 y lograr la neutralidad de carbono para 2050”.