Fuertes caídas en las Bolsas por el desplome de los bancos El Ibex 35 retrocede un 2,77% a 8.277,3

Las acciones de los bancos europeos iniciaron agosto con un desplome ante una combinación de preocupaciones por el efecto corrosivo de las tasas de interés negativas y una prolongada crisis en el sector bancario italiano.

El Índice de Bancos del Euro Stoxx se dejó un 4,8 por ciento, tras un descenso del 2,8 por ciento de ayer lunes. El Euro Stoxx 50 pierde un 2,00 por ciento a 2.908,04 y elIbex 35 un 2,77 por ciento a 8.277,3.

La pérdida de confianza en la capacidad de los bancos europeos para aumentar los ingresos en un contexto de tasas de interés negativas y una débil economía ha tumbado el precio de las acciones, con el índice Euro Stoxx Banks perdiendo un 34,5 por ciento este año, y descarrilado la incipiente recuperación la renta variable europea.

El apetito por las acciones bancarias se erosionó aún más en la jornada de hoy por un bombardeo de noticias negativas, incluyendo un conjunto de decepcionantes resultados de Commerzbank, el segundo banco más grande de Alemania, que registró una caída del 32 por ciento en sus ganancias trimestrales. Las acciones de Commerzbank cayeron hasta un 9,4 por ciento a un mínimo histórico de 5,22 euros.

"Con tasas tan bajas como están ahora, es muy difícil que los bancos sean capaces de generar suficiente rentabilidad para incrementar las reservas de capital y ofrecer rendimientos netos a los accionistas", comentaba un gestor de hedge funds. "Eso es lo que el mercado está valorando. No importa como lo mires, es un gran obstáculo que superar".

Aunque los precios de las acciones de los bancos han caído en toda Europa, Italia ha sido centro de atención en los últimos tiempos debido a la ansiedad sobre si van a necesitar ampliar capital para compensar sus créditos morosos.

Las acciones de los bancos italianos fueron duramente castigadas por segundo día consecutivo, mientras los inversores especulan que las entidades pueden tener que reducir el valor de los préstamos al mismo nivel exigido en el rescate de Monte dei Paschi, el banco más problemático de Italia.

Las acciones de UniCredit, la mayor financiera de Italia por activos, fueron suspendidas temporalmente después de iniciar la sesión con una caída del 5 por ciento y después extendieron los descensos al 7,7 por ciento. Banca Popolare se debilitó 9,5 por ciento, mientras que Monte dei Paschi se desplomó un 11,4 por ciento.

Los inversores señalaron los detalles del plan de Monte dei Paschi de vender los activos en mora, lo que sugiere que si se utilizara un enfoque de precios similar para otros bancos italianos les obligaría a ampliar capital.

La renovada debilidad en las acciones bancarias al inicio del mes viene tras un el fuerte rebote de julio, cuando el índice Euro Stoxx Banks subió un 8,6 por ciento en su mejor desempeño mensual desde principios de 2015.

David Riley, jefe de estrategia de crédito en BlueBay Asset Management, dice que "en el contexto de la baja volatilidad del mercado y el fuerte repunte de los activos de riesgo en julio, muchos inversores querrán cerrar posiciones antes de las vacaciones de agosto".

La presión sobre las acciones de los bancos no se limitaba a Italia. Los títulos de UBS cayeron un 6 por ciento, los de Credit Suisse un 5,1 por ciento. BNP Paribas cayó un 4,2 por ciento y Société Générale un 4 por ciento. En el Reino Unido, Barclays fue uno de los que sufren mayores descensos en el FTSE 100, registrando una caída del 3,1 por ciento.

En nuestro mercado doméstico CaixaBank perdió un 5,37 por ciento, Popular 5,35 por ciento, Santander 5,32 por ciento, Liberbank 5,12 por ciento, Sabadell 4,97 por ciento y BBVA 4,87 por ciento.

Paul Markham, que gestiona 4.000 millones de dólares en acciones globales en Newton Investment Management, dijo que los inversores estaban en el proceso de re-evaluar el poder de los beneficios y las valoraciones de los bancos ponderando un conjunto de factores, incluyendo el requisito de tener que ampliar capital.

"Se ven baratas en relación al mercado, pero parece como si estuviéramos en un viaje al pasado hacia los años 50 ó 60" cuando eran más como servicios públicos, dijo. "Después, podrían ser un caso de inversión diferente - acciones que pagan altos dividendos - pero no estamos allí todavía."

La debilidad de este mes se produce a pesar de que los resultados de las pruebas de resistencia de la Autoridad Bancaria Europea, mostraron que las posiciones de capital de los bancos se habían reforzado en los últimos años.

El precio del crudo de referencia de EE.UU. ganó 76 centavos, o un 1,9%, a $40,82 el barril en Nueva York. El crudo Brent, que se utiliza para fijar el precio en los mercados internacionales, sube 90 centavos, o un 2,1%, a $43,04 el barril.

El precio del oro sube $12 a $1.371,60 la onza, y la plata 27 centavos, o un 1,3%, a $20.78 la onza. El cobre avanza 4 centavos a $2,24 la libra.