Empleo en la construcción cayó 14,4% en junio, el peor nivel en una década

El empleo en la construcción cayó a su peor nivel histórico en una década, tras descender 14,4% en junio pasado frente al mismo mes del año anterior. Ademas, se aceleró la desaparición de las empresas del sector y se derrumbó la compra de cemento.

Según el último informe de coyuntura del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC), el segundo trimestre de 2016 cerró con 366.776 puestos de trabajo registrados, lo que implica 0,8% por debajo del promedio de los primeros tres meses de 2016. 

"Esta evolución constituye un hecho atípico dada la estacionalidad que presenta la actividad sectorial, que suele recuperarse durante el segundo trimestre de cada año luego de una baja en el período estival", afirmó el reporte.

El estudio reveló que en junio se registraron 365.908 puestos formales en la construcción, lo que marca una caída mensual del 0,5%, unos 1.862 puestos menos que en mayo. Pero en la comparación anual la tendencia a la baja se profundiza, hasta llegar a "la tasa más pronunciada de toda la serie histórica", que comenzó en 2007. La parálisis en las obras también quedó demostrada en los datos de la Asociación de Fabricantes de Cemento Portland (AFCP), que mostraron una baja interanual del 20,7% en el consumo de cemento en este mes.

El Instituto informó además que al término del primer semestre también se desplomó a una marca histórica la media de ocupación, siendo 10,2% menor al verificado durante igual período de 2015. El plantel promedio de las firmas constructoras se ubicó en 12,7 puestos de trabajo por empresa en junio, apenas 0,2% más bajo en relación a mayo último, destacó el trabajo estadístico. 

El IERIC es una entidad pública no estatal creada en 1996 por una iniciativa conjunta de la Cámara Argentina de la Construcción (CAC), la Unión Argentina de la Construcción (UAC) y el sindicato Uocra.

"Por primera vez desde septiembre de 2015, la cantidad de empresas con más de 500 trabajadores registrados en el sector fue superior a la del mes precedente", subrayó el análisis difundido a la prensa, que agregó una "similar evolución" para el segmento de entre 300 y 499 empleados. "De todas formas, el volumen de ocupación en las grandes firmas constructoras se mantiene significativamente por debajo del de años anteriores", señaló.

El relevamiento indicó que el salario promedio mensual de junio llegó a los $ 16.872 en el sector, influenciado por el pago del medio aguinaldo. Ese monto representa un alza del 22,9% interanual. Sin embargo, en los primeros seis meses del año el 64,1% de los trabajadores formales percibió un sueldo que no superó los $ 8.000. "La Región del Noreste Argentino (NEA) es la que exhibe el promedio de expansión salarial más elevado", destacó. Chaco (44,2%), Formosa (42,3%) y La Rioja (41,7%) registraron los mayores incrementos salariales en junio. Santa Cruz (8,3%) y San Juan (7,1%), los peores. 

Por otra parte, el IERIC evidenció que hay una menor cantidad empresas de la Construcción que el año pasado. En julio se aceleró la desaparición de estas compañías: bajaron 1,8%, cuando en junio la tasa era -1,2% y en mayo -0,6%. "De todas formas, dicha contracción interanual fue sensiblemente más moderada que la de 2009 y 2014. La caída interanual del número de empresas constructoras en las jurisdicciones menos pobladas del país, más que triplica a la de las Grandes jurisdicciones", advirtió el informe.