Diputados: Discusión reglamentaria empantanó la sesión por los tarifazos

Por cuestiones reglamentarias, se empantanó la sesión especial convocada por el arco opositor para aprobar proyectos contra los tarifazos. Una vez iniciada la reunión plenaria, oficialismo y oposición iniciaron una ardua discusión sobre la cantidad de votos requeridos para aprobar una interpelación al ministro de Energía, Juan José Aranguren, que no cuenta con despacho de comisión.

La alianza Cambiemos no pudo impedir que los bloques opositores se unieran y consiguieran quórum a las 11.02 para tratar seis iniciativas sobre el tema. Pero una vez luego, le exigió a los opositores que reúnan dos tercios de los votos presentes para aprobar el interrogatorio obligatorio al ministro en el recinto, que nunca fue tratado en las comisiones de asesoramiento.

Entonces, la jefa de los diputados massistas, Graciela Camaño, puso en duda dicha exigencia. “La Negra” -que cuenta con una larga trayectoria como diputada- negó que para aprobar la interpelación se requieran los dos tercios de los que habla el artículo 147 del reglamento de la Cámara, el cual reza: “ningún asunto podrá ser tratado sin despacho de comisión, a no mediar resolución adoptada por las dos terceras partes de los votos emitidos, sea que se formule moción de sobre tablas o de preferencia. Los proyectos que importen gastos, no podrán ser tratados, en ningún caso, sin despacho de comisión”.

Para eso apeló a otro artículo, que abrió una ola de especulaciones. “Si ocurriese alguna duda sobre la inteligencia de alguno de los artículos de este reglamento, deberá resolverse inmediatamente por una votación de la Cámara, previa la discusión correspondiente”, sostiene el 228.

De inmediato se sumaron el resto de los bloques opositores, que pidieron no obstruir la voluntad de avanzar contra una medida tan impopular como los tarifazos por cuestiones burocráticas.

En minoría, el oficialismo resistió con sus propias argumentaciones. “El artículo 147 es taxativo, no admite interpretación”, protestó el jefe del interbloque oficialista, Mario Negri.

De todos modos, el diputado cordobés anunció que convocarán al ministro a un plenario de comisiones para responder preguntas de la oposición. Aunque vale aclarar que no es lo mismo que una interpelación: este tipo de interrogatorio es obligatorio y se realiza en el recinto de la Cámara.

Quórum 

La reunión plenaria quedó habilitada a las 11.02 con la presencia de 130 legisladores, luego de que el Frente para la Victoria se plegara a la jugada del massismo, que en una disputa de egos pidió la sesión para las 10.30, apenas media hora antes que la que solicitó el kirchnerismo por el mismo tema.

Para reunir el quórum, la oposición contó con una ayuda clave e inesperada: la del “agrodiputado” Juan Casañas, que por una interna con el radicalismo tucumano dejó la UCR y formó el bloque del Bicentenario, que hasta ahora acompañó al oficialismo en todas sus leyes.

El objetivo de ambos es el mismo: asestarle un golpe a la alianza oficialista Cambiemos por el tema tarifas, aunque cada uno difiere en el tenor.

El massismo se inclina por aprobar una interpelar al ministro de Energía, Juan José Aranguren y emitir una simple resolución de repudio al tarifazos, tal como hizo la oposición en el Senado. En cambio, el kirchnerismo quiere ir más allá con sus proyectos para suspender los aumentos por 180 días o, directamente, anularlos.

Pero la jugada opositora no tendría éxito. Como ninguna iniciativa cuenta con despacho de comisión, los opositores necesitan dos tercios de los presentes para habilitar el tratamiento sobre tablas. Ahí entrará en juego el interbloque oficialista, que se sumará a la sesión para impedir la suma de este número. La bancada que conduce el radical cordobés Mario Negri cuenta con 87 diputados más dos aliados seguros.

El temario de la sesión contempla seis proyectos: uno de Graciela Camaño (Frente Renovador) para interpelar a Aranguren; uno de Margarita Stolbizer y Libres del sur para derogar el decreto 367; uno del Frente para la Victoria y Proyecto Sur para suspender los tarifazos por 180 días -a pesar de que ya fueron suspendidos por la Justicia-; otro de kirchnerista y del Movimiento Evita para derogar los aumentos aplicados desde enero; y otro para congelar los aumentos y crear una comisión de auditoría y balance de empresas de servicios públicos concesionados, del Frente de Izquierda.