BAHÍA BLANCA Otra vez la 'Maldita policía': "¡Y a mí qué mierda me importa que seas mujer, cerra el orto!"

La policía bonaerense no deja de sorprender con su accionar cotidiano. En este caso, ni bien el intendente de Bahía Blanca (Cambiemos) llamó a combatir a los "enemigos de la Patria de adentro y de afuera", en un fuerte discurso reivindicatorio de la última dictadura cívico-militar, un grupo de efectivos no hizo más que resguardarse bajo esa bajada de línea para protagonizar un escandaloso hecho de abuso de autoridad y misoginia, donde una mujer y un menor de edad fueron agredidos tan sólo por los papeles de la moto.


El pequeño video que espanta a todos los vecinos de Bahía Blanca comienza efectivo de la policía bonaerense gritando:
-"¡Hablá bien las pelotas, pendeja, ¿eh?!"
-"¡Y a mí qué mierda me importa que seas mujer!"
-"¡Cerrá el orto!"
Luego, una de las oficiales, al advertir que uno hombre estaba filmando la agresión y el prepoteo por parte de quien estaba a cargo del operativo, intenta quitarle el celular aunque no lo logra:
"¡No me manotee el celular señorita!"
Mientras tanto, el policía continúa: "¡Cerrá el orto. No tiene papeles, se secuestra!", a lo que el menor, dueño del rodado, se rehúsa: "La moto es mía, yo la pagué".
Completamente desencajado, el uniformado le contesta: "Mostrame los documentos, mostrame los documentos de la moto. ¿Qué te pasa pendejo de mierda?".
"¡¡¡Y vos dejá de filmar!!!", grita, pero el vecino le contesta: "No me levante la voz señor, no me levante la voz porque lo estoy filmando".
Tras el griterio, el celular cae al suelo luego de un manotazo y se termina el video.
Lo curioso es que este hecho no es aislado, pues su intendente, Héctor Gay de Cambiemos, llamó el pasado 25 de mayo a combatir a los "enemigos de la Patria de adentro y de afuera", en un fuerte discurso en el que reivindicó la última dictadura cívico-militar.
Por otro lado, a fines de julio de este año, un efectivo fue detenido en las últimas horas acusado de robarle la camioneta a una mujer.
¡Una locura!
Se trata de un (ahora) ex agente de 23 años que prestaba servicio en el destacamento de Villa Harding Green.
El robo fue denunciado por una mujer luego de que su camioneta desapareciera de donde la había dejado estacionada, precisamente en la esquina de Güemes y Moreno.
Horas después, la camioneta fue hallada en una cochera, en Lainez al 2900. Dentro del vehículo, la policía encontró unos documentos: eran de un efectivo.
Tras el hecho, la fiscal Olga Herrero, a cargo de la investigación, ordenó la detención del efectivo, que quedó alojado en la comisaría de Bahía Blanca y acusado del delito de "hurto triplemente agravado y encubrimiento", pero se negó a declarar.
Tras su detención, el Ministerio de Seguridad provincial informó que separó al sospechoso de la fuerza.
En la misma cochera donde estaba la camioneta había otros dos vehículos, un Ford Fiesta Kinetic y un Hyundai Genesis, cuyo origen se investiga. La fiscal sospecha que también fueron robados, ya que consideró "para los ingresos de un funcionario policial es difícil adquirir un Ford Fiesta Kinetic y un Hyundai Genesis".