China pide a sus ciudadanos que se preparen para una "guerra popular en el mar"

"Los militares, la policía y el pueblo deben prepararse para una movilización con el fin de defender la soberanía y la integridad territorial del país", exhortó el ministro de Defensa de China, Chang Wanquan. Esta declaración la realizó durante una inspección de las obras que el Ejército chino cumple en las costas de la provincia oriental de Zhejiang, informa la agencia Xinhua.
Específicamente se trata de una "guerra popular en el mar", explicó el titular de Defensa, puesto que se enfrentan al peligro de un ataque desde el exterior por las islas que Pekín está explorando y controlando en el mar de la China Meridional. El responsable afirmó que hay motivos para una seria preocupación respecto a la seguridad nacional en alta mar. En su opinión, hay que promover entre la población la educación en materia de defensa civil.
El llamamiento forma parte de la reacción de las autoridades chinas ante lapolémica decisión de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (Países Bajos) sobre la pertenencia de algunas islas y zonas marinas reclamadas por Filipinas en el mar de la China Meridional. El tribunal determinó que Pekín "no tiene ningún derecho histórico" sobre aquella región del océano Pacífico y que además "ha violado los derechos de soberanía de Filipinas" en su zona económica exclusiva.

El litigio
La indignación china ante el veredicto tuvo un carácter popular. Miles de ciudadanos salieron a la calle en protesta contra dicha "decisión final". La gente destrozaba sus iPhones frente a los restaurantes de comida rápida de la cadena KFC, considerada un símbolo de la cultura occidental y el capital estadounidense, a la par con el producto de Apple.
A finales de julio representantes de China y los diez países que forman la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) –Malasia, Indonesia, Brunéi, Vietnam, Camboya, Laos, Myanmar, Singapur, Tailandia y Filipinas– se reunieron en Laos para llegar a un compromiso de "reducir las tensiones". Para que eso fuera viable, el propio país demandante en el polémico litigio, Filipinas, se vio obligado a aceptar una condición básica de Pekín: no mencionar el fallo de La Haya en la declaración final de la reunión.
Los bancos sumergidos, montes submarinos, arrecifes, atolones e islas que desatan las pasiones en el mar de la China Meridional son los siguientes:
• las islas Spratly, en disputa entre China, Taiwán (territorio autoproclamado chino), Vietnam, Malasia, Brunéi y Filipinas.
• las islas de Paracelso, pretendidas por China, Taiwán y Vietnam.El Bajo de Masinloc (Banco de arena Scarborough) reclamadas por China, Taiwán y Filipinas.
• las islas Zhongsha, motivo de disputa entre China, Taiwán y Filipinas.
• las islas Pratas o Dongsha disputadas por China y Taiwán.
• el Banco Macclesfield, un atolón hundido que reclaman China y Taiwán.