Carrió sacudió a Macri: "No hay que decirle a la gente que no ande en remera si uno nunca pasó frío"

Elisa Carrió reapareció después de algunas semanas de licencia y sacudió a Mauricio Macri, a quien le exigió que suspenda el tarifazo del gas y llame a audiencia pública como marca la ley, al tiempo que lo cuestionó por haberle pedido a la gente que no esté en remera en sus casas.

"Lo digo como abogado y como experta en derecho constitucional, las cosas deben hacerse en una república conforme a la ley. Hay que dictar un acto administrativo revocando los aumentos, llamando a audiencias públicas, después fijando los aumentos con topes, corrigiendo los errores anteriores, e incluso se lo puede hacer en forma retroactiva", propuso Carrió en una entrevista con TN. "Pero lo que no se puede hacer es no cumplir con la ley", advirtió.
Fiel a su estilo, Lilita volvió explosiva y lanzó una fuerte crítica contra el Gobierno por el discutido aumento de las tarifas de gas. Con más firmeza incluso que muchos opositores, la diputada recomendó a Macri revocar las subas por decreto y volver a aplicarlos cumpliendo los pasos legales.
Asimismo, Lilita le dio la razón a los magistrados que suspendieron los aumentos de luz y gas, acusados por el propio Macri y varios funcionarios de ser kirchneristas. "Si fuera juez haría lugar al amparo porque no hay audiencia pública. Yo tengo que cumplir la ley sea presidente o sea juez", aclaró.
"Lo que hay que hacer es firmar un decreto, dejar sin efecto los aumentos, llamar de inmediato a una audiencia pública, que se puede hacer en diez días. Y después dictar un decreto, fijando las tarifas con carácter retroactivo", insistió Carrió, que destacó la aplicación de la tarifa social.
La líder de la Coalición Cívica recalcó que "cuando uno se equivoca jurídicamente lo mejor es no darle a la justicia la oportunidad de revocar el acto que uno sabe que no cumplió con un punto de la ley". Con criterio político, Carrió dijo que esta es la salida más eficaz porque el Gobierno está en una encrucijada en la que no puede aplicar los aumentos.
"Lo mejor es corregir porque sino quedás en mano de los jueces y sobre todo de (Ricardo) Lorenzetti, y a esta altura es un regalo que yo no le daría políticamente", agregó Carrió volviendo a uno de sus blancos favoritos antes de la licencia. Luego deslizó que por este tema tiene que estar callada: "voy a no juzgar porque tengo que estar enferma".
Carrió recordó que fue la primera que dijo que era un "ajuste brutal" y que por eso la "llamaron a Olivos". "Fue en abril, fines de marzo, hemos perdido cuatro meses", lamentó, en otra crítica a los errores políticos del presidente. Respecto a esa reunión, también criticó el papel de "mediador" que hizo Ernesto Sanz. "Fue un metido, la verdad que fue un metido que no se va a meter más. Que siga en la mesa chica, pero mediador conmigo no es", lanzó.
Por otro lado, Carrió fue muy dura con el polémico "consejo" de Macri para los usuarios, a los que cuestionó por estar "en remera y en patas" dentro de sus casas, una frase que se sumó a otras del mismo tono de los ministros.
"Hay que dejar que la gente se ponga pullóvers o ande sin pullóvers. Porque yo tengo bronquitis y la verdad que tampoco hay que decirle esto a mucha gente con estos días de frío intenso", disparó la líder de la CC.
"Sobre todo no hay que decírselo cuando uno nunca ha sufrido ni hambre ni frío", agregó contra Macri. "Se lo digo de todo corazón al Presidente. No es así. Es una falta de respeto a los que tienen hambre y frío", aleccionó.
Finalmente, la dirigente aclaró que es parte "de este gobierno, creo en Cambiemos, creo en las buenas intenciones del Presidente", pero recomendó: "Hay que corregir, no hay que empecinarse con el error".