Argentina regresa al mar con un buque de investigación propio


Una de las primeras líneas de trabajo trazadas por el ministro de Agroindustria, Ricardo Buryaile, para la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, fue impulsar fuertemente el regreso al mar de buques de investigación con el objetivo de desarrollar una política estratégica y planificada de la actividad.

El jueves pasado, luego de dos años sin salir al mar, el Buque de Investigación Pesquera (BIP) "Dr. Eduardo L. Holmberg", partió desde el puerto de Mar del Plata a fin de realizar pruebas preliminares para el lanzamiento de la próxima campaña de investigación pesquera, que el Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) tiene programado para las próximas semanas.

"Estamos abocados desde un primer momento a normalizar la actividad científica del Instituto para que la pesca en nuestro país tenga información concreta y precisa que sea utilizada para que la actividad crezca y se proyecte. La pesca identifica mucho a zonas portuarias, genera empleo, arraigo y cultura a su alrededor, y sabemos que para aprovechar las oportunidades es necesario reforzar nuestro canal de investigación", afirmó Buryaile.

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura funciona bajo la órbita de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca a cargo de Ricardo Negri, quien señaló que "con estas pruebas ya estamos en condiciones de volver a pensar en un cronograma de campañas que nos aporten mayor información científica a la hora de la toma de decisiones".

Luego de más de 48 horas de trabajo, el Buque arribó al puerto junto a los 13 científicos que conforman el plantel de estudios, con lo que se dieron por concluidas las pruebas preliminares para planificar la próxima campaña de investigación, tras 24 meses suspendidas.

"Estas investigaciones posibilitan planificar una pesca sustentable, equilibrada, de calidad y competitiva. La información recabada es de suma importancia ya que permite la adopción de las medidas necesarias para la explotación sustentable de nuestras pesquerías", resaltó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Tomas Gerpe.

En marzo de 2014 las investigaciones con buques propios por parte del INIDEP quedaron paralizadas como consecuencia de un conflicto laboral que se solucionó en la actualidad. Si bien las tareas de investigación científica continuaron, a través de científicos y observadores pertenecientes a la institución que participaron de las distintas zafras embarcados en buques de la flota comercial que opera sobre la Zona Económica Exclusiva, fueron de manera acotada. Desde que asumió Buryaile al frente del Ministerio de Agroindustria, junto al subsecretario Gerpe, los equipos técnicos trabajaron fuertemente en la firme decisión de destrabar el conflicto laboral. 

En ese sentido, tras cinco meses de gestión por parte de la cartera agroindustrial, se firmó un Acta Acuerdo en el Ministerio de Trabajo, entre el INIDEP y los gremios del Sindicato de Conductores Navales de la República Argentina (SICONARA), el Sindicato Marítimo de Pescadores de Mar del Plata (SIMAPE), y el Centro de Patrones y Oficiales Fluviales de Pesca y Cabotaje Marítimo, lo que permitió destrabar el conflicto. Cabe destacar la rápida puesta a punto del buque y su equipo para dar comienzo nuevamente a las tareas.

La investigación científica de los recursos pesqueros marítimos es una herramienta indispensable en la toma de decisiones del Consejo Federal Pesquero, ya que éstas están basadas en recomendaciones científicas que el propio INIDEP eleva al organismo responsable de la política pesquera nacional.

El "Dr. Eduardo L. Holmberg" es el segundo Buque incorporado al INIDEP. Fue construido en el Astillero Hitachi Zosen de la ciudad de Maizuru, Japón, en 1980. Se trata de un barco diseñado específicamente para la investigación pesquera y ambiental. La última campaña se realizó del 17 de febrero al 11 de marzo del 2014 y se dedicó especialmente a estudiar las poblaciones de calamar illex argentino.

Cuenta con cuatro laboratorios a bordo y las posibilidades de trabajo investigativo que ofrecen este tipo de campañas se basan en la pesca demersal, pelágica y semi-pelágica (aquellas especies que viven en el fondo del mar y aquellas que habitan en media agua), con la finalidad de evaluar los recursos. También se analiza la acústica de biomasa, se obtienen muestras de bentos y fito, zoo e ictioplancton (para analizar la calidad del ecosistema marino). Asimismo, se registran muestreos de oceanografía física con perfiles verticales de profundidad, conductividad y temperatura y se analizan muestras de agua.