Los inversores perciben que los resultados son buenos y siguen comprando El Eurostoxx 50 cierra con subidas por encima del 1%

Sólidas alzas al cierre de las bolsas europeas con un bajo volumen de operaciones, en una sesión en la que los resultados empresariales tanto en Europa como en EE.UU. han sido los principales focos de atención de los inversores.

La jornada comenzaba con un cierre mixto en las bolsas asiáticas ante la falta de referencias de importancia. El índice de valores japonés caía ligeramente mientras que el chino y el australiano subían. 

Las bolsas europeas cotizaban en preapertura con subidas inferiores al punto porcentual, porcentaje que confirmaría después en la apertura. La primera referencia macro del día era la balanza por cuenta corriente de la eurozona en mayo que se situaba en 30.800 millones de euros frente los 24.900 millones esperados. Caía con fuerza el flujo neto de inversiones en la zona euro.

Posteriormente se publicaba la tasa de desempleo en el Reino Unido en el mes de mayo que caía al 4,9%, el nivel más bajo desde 2005, frente el 5,0% esperado. Ahora bien, estos datos son antes del referéndum británico, por lo que aunque buenos pierden gran parte de su importancia.

El Banco de Inglaterra publicaba en esos momentos una encuesta en la que no se mostraban evidencias claras de una desaceleración en la actividad del Reino Unido tras el Brexit. Creemos que es pronto aún para que los directivos de la compañías británicas perciban esos efectos negativos. Las consecuencias del Brexit empezarán a tener importancia de aquí a 6-12 meses, hecho que también recogía la encuesta del BoE. Tras esta publicación la libra rebotaba frente a sus principales pares, y los mercados de riesgo europeos incrementaban sus ganancias.
A media sesión europea, con los indicadores de valores subiendo cerca del punto porcentual, se publicaban los resultados de importantes compañías americanas que se situaban por encima de las previsiones. Este era el caso de Morgan StanleyHalliburton o Abbott Laboratories

Aunque llevamos poco transcurrido de la temporada de resultados del segundo trimestre, tanto en Europa como en EE.UU. se están superando las previsiones consenso. Más en este último caso. La reacción de los mercados está siendo favorable, a pesar de que este es el quinto trimestre consecutivo en que los beneficios empresariales en promedio van a registrar caídas respecto a sus comparables. El hecho que los analistas tuvieran unas previsiones muy negativas está posibilitado que sean superadas con amplio margen, pero esto no quiere decir que esté siendo una temporada positiva.

Wall Street, por séptima sesión consecutiva, ha alcanzado máximos históricos, abstrayéndose la incertidumbre en la zona euro, de la posibilidad de recesión económica en EE.UU. en 2017, de la recesión efectiva de los resultados corporativos, o de tantas otras incertidumbres económicas y geopolíticas que nos afectan. Los inversores han decidido que las bolsas tienen que ir al alza y la realidad de los datos no les va impedir este propósito.

Poco más que decir en una jornada de menos a más, con fuertes alzas al cierre aunque con un volumen típicamente veraniego. El Ibex 35 cierra con una subida del 0,6%. El Mibtel +0,45%. El CAC 40 +1,2%. El DAX +1,6%. El FTSE +0,45%