La Quinta Pata a La TV Pública

La quinta pata comenzó en 2001. Se registró en 2004, con programas emitidos desde 2002. Primó el contenido periodístico. Nunca se interrumpió. Hoy hago pública mi decepción ciudadana y profesional ante el plagio de mi programa en la TV Pública. Conservo los correos electrónicos a los señores Hernán Lombardi y Horacio Levin, poniéndolos al corriente de los riesgos de avanzar con La quinta pata de la noticia. Hoy el plagio es un hecho consumado de quienes conducen la cultura y la comunicación estatal. Pretenden despojarme de mi identidad y nada menos que en este país y con nuestra historia y miles de entrevistas realizadas. Una llamada de uno de nuestros auspiciantes nos informó que debutaríamos en la TV Pública. Nos sorprendimos. Fue inmediato mi contacto vía correo electrónico con Néstor Sclauzero, quien nada tiene que ver con la pésima decisión. Con la mejor predisposición expliqué el error que estaban cometiendo y el gravísimo perjuicio no sólo a mí, sino a las personas que me acompañan desde hace más de 16 años en La quinta pata. Hoy surge la pregunta: ¿van a durar 16 años?

Entiendo que estoy ante una demostración dogmática de impunidad. Pasado más de un mes no puedo permitir que me arrebaten mi propia identidad como creador y periodista. Mi propiedad intelectual del año 2002/04 (Expte N° 360211-DNDA y Argentores). Como emprendedor, creo en el diálogo. Y deseo que el programa de la TV Pública siga con los colegas designados, pero no con mi nombre. La ética periodística indica que deben devolverme el nombre al que di vida desde 2001. Además de ser mi único trabajo, es, reitero, mi identidad.
Carlos Alberto Hourmilougue
DNI 13.283.454