Jorge Macri defendió a Granados y le pegó a Carrió

El intendente de Vicente López, Jorge Macri, elevó la tensión con Elisa Carrió, con quien se disputa la candidatura del año que viene en la provincia de Buenos Aires, y salió en defensa de Alejandro Granados, un gesto que muestra su inclinación a acercarse al peronismo, estrategia que Lilita resiste.
Las críticas a Carrió y la defensa de Granados son una muestra evidente de la bronca que hay en el gobierno bonaerense por la denuncia de la diputada contra el jefe de la Policía Bonaerense, Pablo Bressi, por supuestos vínculos con el narcotráfico. Lilita sostiene que detrás de la designación del comisario hubo un acuerdo del ministro de Seguridad, Cristian Ritondo, y su antecesor, el actual intendente de Ezeiza.
Consultado sobre las críticas de Carrió a Granados y Ritondo, el primo del presidente aseguró que es “profundamente democrático, respeto el voto de todos”. “Yo veo (en la foto de un reciente acto) un ministro elegido por una gobernadora electa y un intendente que tiene el respaldo de su pueblo”, agregó en una entrevista en la TV Pública.
“¿Carrió no es democrática?”, le consultaron a Macri. “Yo soy profundamente democrático, y creo que Carrió también. Pero tenemos estilos distintos. Carrió ha sido muy importante en la conformación de Cambiemos, es importante y seguirá siendo importante con su estilo, sus particularidades. Yo no hago política de la misma manera”, se diferenció. 
“Mi sensación es que a veces no alcanza con la denuncia, hace falta también presentar una alternativa y ganarle una elección al que gobierna mal”, recalcó Jorge, que semanas atrás también sufrió las denuncias de Lilita, que lo acusó de proteger al fiscal Julio Novo, sospechado de inacción ante el narcotráfico.
“Somos diferentes, somos distintos. A mí me encantó armar el partido en la provincia, ser el primer intendente, me gusta gestionar, ofrecer soluciones a la gente. Y hay un lugar también en el electorado para Carrió”, se volvió a diferenciar.
El factor Manes En el entorno de Jorge Macri también están inquietos por la irrupción del neurólogo Facundo Manes como posible candidato de Cambiemos en 2017. Semanas atrás, Vidal lo sumó a su gabinete con la idea de darle visibilidad de cara al año electoral.
Por si no quedaba clara su posición, Macri fue elogioso de la gestión de Granados como ministro de Seguridad. “La gestión Scioli fue muy mala, estuvo ausente. Dentro de esa realidad, Granados -probablemente por ser intendente- fue alguien que nos atendía el teléfono a todos, nos entendía lo que nos pasaba”, comentó. “Sí, claramente”, respondió cuando le consultaron si había mejorado la gestión en seguridad a partir del ahora jefe comunal.
La defensa de Granados es un síntoma también de que Jorge apuesta a la estrategia de sumar peronistas al armado político de Vidal de cara a las elecciones de 2017 o 2019. El intendente de Ezeiza es uno de los más cercanos al gobierno bonaerense y su nombre está envuelto en rumores. “Lo de Granados está muy avanzado”, dicen en La Plata. Otro nombre que suena es el de Mario Ishii, aunque el de José C. Paz dice que no se pintará de amarillo.
En el entorno de Vidal ven esta alternativa como clave para la gobernabilidad y para mantener el gobierno en 2019. Pero claro que también hay un sector más “purista” y que no quiere saber nada con un acercamiento con el peronismo. Obviamente en ese sector está Carrió, que quiere encabezar la boleta bonaerense.
La relación entre Carrió y Vidal quedó muy afectada por la explosiva denuncia contra Bressi y la diputada podría agregar tensión en los próximos días. LPO reveló que Lilita le dio un ultimátum a Macri antes de tomarse unos días de licencia: “Cuando vuelva quiero que ya no sea ministro”, le dijo.