https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

LA BOLSA LA GRAN AUSENTE

Que ocurre con el mercado bursátil argentino, puntualmente la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), prácticamente el único mercado de acciones en el país que no sale de su largo letargo que ya lleva muchos años.

Se aduce que las condiciones políticas-económicas fueron adversas a la inversión bursátil, esto es una verdad relativa y simplista, los motivos son más profundos e institucionales, debemos hacer un análisis más amplio y ahí es donde advertiremos las graves falencias de los diferentes agentes que conforman todo el sistema.
No vamos a reiterar los índices bursátiles en detalle, solo basta recordar que de las 670 empresas que en la década de 1960 cotizaban hoy solo quedan alrededor de 100, de los 130 millones de dólares diarios que se operaba en la década de 1990 hoy estamos en alrededor de 15 millones. Las diferencias son abismales, su retroceso y decadencia es tan explicito que deben consecuentemente hacernos reaccionar.

La nueva administración nacional con sus acciones y esperanzadores mensajes deben movilizarnos para aportar ideas y gestión para que este adormecido mercado despierte y utilice toda su potencialidad.

Quienes están al frente del mercado bursátil se contentan con la participación de algunas grandes empresas y declaman ostensiblemente su interés y dedicación por el ingreso y participación de empresas Pymes, una falacia que lo desmiente la realidad del mercado.
La BCBA cuenta con el personal más idóneo del país, la estructura y los fondos necesarios para llevar a cabo una tarea de culturización bursátil no solo desde Buenos Aires sino ir al interior del país para llevar y hacer una tarea de educación, información y captación de empresas al mercado como así también de inversores.
Resulta paradójico y desconcertante que quienes están al frente del sistema bursátil miren al costado cuando se plantean estos problemas e ignoran y ningunean a quienes advierten de esta situación.
Creo que la realidad del momento económico que vivimos con un Gobierno Nacional que promueve y realiza acciones favorables a la inversión, el mercado bursátil no lo advierta y tome conciencia de su capacidad para desarrollar la inmensa potencialidad que tienen las Economías Regionales, tan maltrechas e ignoradas desde siempre.


 Diego Lo Tártaro Presidente IADER