https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La razón por la que es probable que los mercados emergentes vuelvan a caer

Animados por las menores expectativas de subidas de tipos de la Reserva Federal de Estados Unidos y de un posible estímulo fiscal que estabilice el crecimiento económico en China, los mercados emergentes han disfrutado de una subida espectacular en octubre. 

Las acciones, los bonos de alto rendimiento y las divisas de los mercados emergentes se han disparado, ayudados en parte por un buen grado de cierre de posiciones cortas.

Mientras que hasta ahora los movimientos han tenido poco que ver con una mejora de los fundamentales en los mercados emergentes, algunos analistas como los de Credit Suisse creen que el rally continuará hasta que conozcamos los datos de empleo de octubre en Estados Unidos que se publicarán el 6 de noviembre.

Y es que la recuperación de los activos de los mercados emergentes, que se aceleró después de las decepcionantes cifras de empleo de septiembre de EE.UU., está comenzando a apoyarse en la entrada de posiciones largas en vez de un cierre de cortos, como hasta ahora. “Las últimas estadísticas señalan que después de las grandes salidas de activos en el tercer trimestre, las entradas se han disparado en la última semana”, señala David Scutt en Business Insider. “Las divisas y las acciones de los mercados emergentes ME han sido las principales beneficiarias de estos flujos hasta el momento.

Los gráficos siguientes, suministrados por Credit Suisse, revelan la recuperación de las monedas de los mercados emergentes y los diferenciales de crédito en octubre.

Pero aunque la reciente racha alcista de los mercados emergentes podría continuar en las próximas semanas, los cimientos para mayores ganancias siguen siendo frágiles.

La subida del último descansa en dos pilares: 1) el retraso de las expectativas de una subida de tipos de la Fed y 2) la expectativa de que el estímulo fiscal está estabilizando el crecimiento de la economía china.

Respecto al último punto, los rumores sobre un aumento de estímulo fiscal en China ha provocado que precios de los metales se elevan modestamente en lo que va de octubre, algo que también ha contribuido a la reciente fortaleza de las monedas de los mercados emergentes. Mientras que ha impulsado la confianza a corto plazo, es probable que el estímulo chino necesite impulsar los precios de las materias primas, no sólo estabilizarlos, si queremos que continúen las ganancias en las divisas.

Respecto a la Fed, los mercados tienen que afrontar en un futuro que los tipos subirán inevitablemente.

Estimamos que el mercado ha pasado de descontar una subida de tipos de 25 puntos básicos en la reunión de enero de 2016 a descontar ahora una subida de tipos en agosto de 2016.

Dado que la Fed destacó su preocupación por la debilidad de los mercados emergentes, en particular en China, que fue un factor determinante en la decisión de retrasar la subida de las tasas de interés en su reunión de política monetaria de septiembre, esto crea dos riesgos para la recuperación del mercado emergente en el próximo período.

Uno es que si el crecimiento de China se recupera algo, eliminaría una razón clave detrás de la demora de la Fed de subir tipos. Cuanto más fuerte y más rápida sea la recuperación de China, más rápido comenzará el mercado en descontar una pronta subida de tasas.

En esencia, si los datos económicos chinos siguen mejorando, eliminará uno de los principales obstáculos a la subida de los tipos de interés de la Fed, al menos por lo que comunicó en septiembre.

Pero sin un aumento sostenido del crecimiento de China, algo poco probable, es improbable que el rally en los activos de los mercados emergentes pueda continuar.”



Fuentes: Credit Suisse, David Scutt (BI)
Carlos Montero
Lacartadelabolsa