https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Termina una semana negra por el miedo a una desaceleración económica mundial El Ibex 35 se deja hoy un 2,98% hasta los 10.271,7

Las Bolsas europeas finalizan la jornada extendiendo las importantes pérdidas sufridas en los últimos días para cerrar la semana con una caída del 6,8 por ciento en el indicador Euro Stoxx 50. El miedo a que la crisis china pueda propagarse a nivel mundial y la pérdida de la fe en los bancos centrales están en el epicentro de las pérdidas de la semana. A esto tenemos que añadir la ruptura de niveles de soportes críticos de la que hemos estado advirtiendo durante toda la semana.

Así, el Ibex 35 se deja hoy un 2,98% a 10.271,7 y en la semana un 5,6%. El Euro Stoxx 50 retrocede un 2,94% a 3.254,77.

Esta madrugada conocimos un nuevo dato desesperanzador en China. La actividad de su industria manufacturera cayó a un mínimo de seis años y medio año en agosto, a pesar de los esfuerzos de Pekín para estimular el crecimiento. Las preocupaciones sobre una desaceleración del crecimiento mundial golpearon también las acciones estadounidenses el jueves, con los principales indicadores sufriendo su oleada de ventas más importante del año.

En Atenas, el Athex Composite cayó un 2,5%. A última hora del jueves, el primer ministro griego Alexis Tsipras dimitió como primer ministro del país y abogó por unas nuevas elecciones que se celebrarán dentro de un mes. En un discurso televisado, Tsipras dijo que está buscando un "mandato claro para un gobierno fuerte". La medida es vista como un intento de conseguir apoyo popular para el nuevo acuerdo de rescate griego, que impone nuevas y duras medidas de austeridad.

"Muchas de las buenas noticias en Europa ya habían sido descontadas, por lo tanto no es de extrañar que el miedo a una ralentización del crecimiento global, junto con renovadas cuestiones sobre Grecia, estén creando contratiempos difíciles para la renta variable europea," señalaba un trader londinense.

"En cuanto a Grecia, no estamos tan preocupados por el momento, ya que Syriza sigue siendo, con mucho, el partido más popular. Esto sugiere que Syriza podría conseguir suficientes votos para obtener la mayoría absoluta", dijo Antoine Deix, estratega europeo de BNP Paribas.

Si el miedo a una desaceleración de la economía mundial, Grecia, la crisis en los mercados emergentes y la guerra de divisas no fuera suficiente, en los últimos días tenemos la creciente tensión entre Corea del Norte y Corea del Sur  que ha llevado a los inversores a alejarse de los activos de riesgo.

Entre los factores citados por los analistas para explicar las tensiones recientes entre Corea del Norte y del Sur, tenemos que Seúl rechazó un ultimátum para detener las emisiones de propaganda anti-Pyongyang para la tarde del sábado o se enfrentaría a una acción militar. Corea del Norte dijo que sus tropas estaban en situación de guerra.

Los precios del petróleo ampliaron sus recientes caídas. El crudo Brent cayó un 2,6 por ciento a $45,40 por barril.

Precios de los metales industriales también cayeron ya que los datos chinos reavivaron las preocupaciones sobre el futuro ritmo de la demanda del consumidor más importante del mundo. El cobre cae un 0,7 por ciento.

"Los mercados de las materias primas nos están diciendo que esto es muy grave", dijo Neil Dwane, jefe de renta variable europea en Allianz Global Investors, que supervisa 412 mil millones de euros en activos.

Desde un punto de vista técnico, dos grandes índices a ambos lados del atlántico (ver gráfico adjunto FTSE Eurofirst 300 y Dow Jones Industrial Average) muestran una situación preocupante después de haber perdido los soportes clave de corto plazo. La sobreventa de muy corto plazo es elevada por lo que no es descartable un rebote, pero el sesgo se ha girado a bajista.