https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El verso K, una cuestión filosófica e ideológica

0000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000000
El kirchnerismo sigue encontrando atajos para justificar sus actos, Jorge Capitanich fue más allá de “El Relato” y buscó un estrambótico fundamento para explicar el porque de la presión fiscal y el cobro del impuesto a las Ganancias. Dijo que “para nosotros pagar Ganancias es filosófica e ideológicamente necesario”. Con esta nueva herramienta el kirchnerismo parece querer explicar su propia filosofía e ideología, la del robo descarado.
En todo armado político están esos miembros que son más papistas que el Papa, pero siempre terminan dejando en evidencia lo que realmente son cuando intentan defender lo indefendible, como le pasó a “Coqui” Capitanich, quien en uno de sus ‘Aló Argentina’ dijo que el cobro del impuesto a las Ganancias es “filosófica e ideológicamente necesario”, pero no contento con esto, fue por más: “el que más gana debe ser el que más solidariamente contribuye”. El ministro Kicillof diciendo que está todo controlado o que la inflación no es del 40%. Y por último la inefable Diana Conti, preguntando si alguien duda de la honestidad de Cristina. Sí Diana, todos.
Con dichos como estos cualquier análisis está demás, hablan por si solos, y quizás la estrategia de la oposición, que no sale a rebatir esos dichos sea para que estos personajes “se quemen solos”, hay que dejar que hablen y que actúen, porque el poder no se ejerce con soberbia y autoritarismo, ahora acaban de sacar una ley que busca impunidad en sus hechos filosóficos e ideológicos, entre ellos la corrupción, pero no se dan cuenta que la gente se cansó.
La intolerancia, la mentira, el autismo político demostrado en cada acción del gobierno le allana el camino a la oposición y con algo de suerte lo que ellos se creen que va a ser un sello de poder para condicionarlo a Daniel Scioli, como es entronar a Cristina, poniéndola de candidata en el Parlasur en busca de inmunidad, entre otras cosas, va a convertirse en el sello de despedida del kirchnerismo.
Pero al contrario de lo que el cristinismo piensa, poner a la presidenta como candidata puede no ser tan favorable, ya terminaron otras veces algunas expresiones políticas, y puede que el kirchnerismo se termine de una vez por todas, como aquella noche que se terminó el menemismo cuando Carlos Menem se negó a ir al balllotage con un invento de Eduardo Duhalde, llamado Néstor Kirchner. Entonces con algo de inteligencia y humildad se pueda terminar con dos mitos, el de Cristina Kirchner y el de Daniel Scioli, porque el gobernador de Buenos Aires no es tan bueno ni tan abierto, y no va a hacer, como algunos dicen, como hizo Néstor con Duhalde que lo terminó traicionando, si Scioli aguantó tanto hasta ahora no fue por su visión “zen” sobre la política y la convivencia democrática, sino porque evidentemente hay carpetas y muchas otras cosas en su contra que lo tienen bajo el pie de Cristina.
Puede ser que algunos en la oposición esperen eso y no actúen, pero hay que darse cuenta que la gente tiene un día a día y pueden sentirse decepcionados a verlos casi inmóviles, esperando. Hasta el mismo Jorge Lanata intenta provocar diciendo que va a ganar Scioli, parecería como un llamado a despertar a la oposición, porque este es un gobierno que solo se encargó de sus propios amigos y de llenarse los bolsillos, que no pudo resolverle los problemas a la gente, muchas veces generados por ellos mismos, que nos dice que hay que ser solidarios pero Cristina Kirchner y sus millonarios funcionarios parecen estar exentos de esa máxima, porque la presidenta, como tantos otros empresarios, parece querer “evadir” la solidaridad, con un vicepresidente procesado, una inflación incontrolable, una inseguridad creciente. Por todo esto los opositores tienen la oportunidad de cambiar las cosas, pero ¿están a la altura de lo que la gente necesita?
Así, usando su mejor arma durante estos más de 1o años, “El Relato, el kirchnerismo sostendrá que todo tiene un fundamento y si se dan las cosas como ellos las planean y continúan en el poder nos puede fundamentar filosófica e ideológicamente la corrupción, diciéndonos que la “caja” era necesaria para mantener el proyecto nacional y popular, porque si algo nos enseñaron es que hasta las cosas más absurdas ellos le dan una explicación.
Leo Anzalone-3-14
Dirigente de Peronismo Para Todos – Universidad Para Todos
Partido Acción Común