EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

50º COLOQUIO ANUAL DE IDEA / Viernes 24 de octubre de 2014 Desayuno de encuentro y espiritualidad

Empresarios comprometidos con la espiritualidad y la ayuda a sus semejantes

La fe y la espiritualidad forman parte importante de la cotidianidad de los empresarios, y con sus experiencias personales volcadas como eje activo en las actividades diarias, fueron destacados por los organizadores del 50º Coloquio Anual de IDEA.

Cada día, en muchas decisiones, muchos empresarios comprometidos con sus creencias religiosas marcan el ritmo de sus acciones, que también influyen en sus familias, colaboradores directos y empleados.

Esta realidad formó parte del desayuno de encuentro y espiritualidad que organizó IDEA y en donde, ante una concurrida audiencia, se escucharon experiencias de vida de tres empresarios invitados que dejaron un mensaje esperanzador y de aprendizaje.

El desayuno estuvo coordinado por Juan Pablo Maglier, director de la división Relaciones Institucionales de IDEA y director de Relaciones Institucionales de La Rural.

Los tres ejecutivos invitados fueron Claudia Mundo, presidente de MetLife Seguros; Roberto Murchison, a cargo de Téminal Zárate y Tomas Olivieri Acosta, director de Diagonal Asociación Civil.

En el caso de Claudia Mundo, la ejecutiva expuso una historia de vida de lucha contra enfermedades y de cómo la fe fue de ayuda para enfrentar y superar situaciones complicadas.

En el caso de Murchison, la experiencia tuvo relación en cómo se fue acercando de a poco a su comunidad religiosa, y desde pertenecer a ese grupo se convirtió en un líder natural.

En la actualidad tiene una acción firme en la formación de los nuevos integrantes, desde su rol empresarial.

Olivieri Acosta relató cómo funciona su asociación Civil Diagonal que se dedica a acompañar enfermos terminales en los últimos meses de vida.

También detalló que su grupo hacen talleres con empresas para sostener y acompañar a padres que pierden sus hijos o a empelados para que tengan herramientas de cómo sostener a un compañero, que haya tenido una perdida personal.