https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Estreno mundial: Nuevo twin up! – Prototipo híbrido enchufable

Volkswagen presenta el prototipo twin up! en el Salón Internacional del Automóvil «Tokyo Motor Show». Este modelo urbano de cuatro plazas con un consumo de 1,1 l/100 km es una versión híbrida enchufable del conocido Volkswagen up!. Además comparte con el modelo XL1 el motor diésel, el motor eléctrico y el cambio automático de doble embrague (DSG). El mayor fabricante automovilístico de Europa aprovecha la experiencia adquirida con el XL1 para transferir este concepto a la fabricación en grandes series dentro del marco de una fase de investigación.



Concepto híbrido enchufable

TDI de dos cilindros
El TDI de 0,8 litros y dos cilindros, derivado de un motor de cuatro cilindros Common-Rail (1,6 litros de cilindrada), entrega una potencia máxima de 35 kW. El TDI de 0,8 litros se caracteriza por una distancia de cilindros de 88 mm, un calibre de 81,0 mm y una carrera de 80,5 mm. Los responsables de las bajas tasas de emisiones son la reducida cilindrada, la concavidad del pistón especialmente modelada, la inyección múltiple y la orientación individual de cada tobera de inyección. El árbol compensador es el encargado de optimizar la suavidad de marcha del pequeño motor. Asimismo, el sistema de recirculación de gases de escape, el convertidor catalítico de oxidación y el filtro de partículas diésel contribuyen a reducir las emisiones de CO2.

Módulo híbrido
El módulo híbrido se integra en la propia carcasa del cambio DSG, en el lugar donde habitualmente encontramos el volante, es decir, entre el motor TDI y el cambio DSG de siete velocidades, y consta de un motor eléctrico y de un acoplamiento de desembrague.
El motor eléctrico se alimenta a través de una batería de iones de litio, recargable de forma externa y a través del motor TDI, con una densidad energética de 8,6 kWh. La electrónica de potencia, con un margen de tensión de 308 voltios, gestiona el flujo de la energía de alto voltaje desde y hacia la batería o al motor eléctrico respectivamente al mismo tiempo que convierte la corriente continua en corriente alterna.

Interacción de los diferentes sistemas de propulsión
Como se ha mencionado anteriormente, el twin up! ofrece una autonomía de 50 km y una velocidad máxima de 125 km/h en modo puramente eléctrico. En este caso, el TDI se desacopla y desconecta del tren propulsor mediante la apertura del acoplamiento de desembrague. Mientras tanto, el embrague situado cerca de la caja de cambios permanece cerrado, lo que significa que el cambio DSG está completamente integrado. El conductor decide cuándo y dónde conducir el twin up! en modo puramente eléctrico, siempre y cuando la batería disponga de carga suficiente. Para ello sólo necesita pulsar la tecla «e-Mode». El TDI de dos cilindros arranca nuevamente: una vez alcanzado el punto de inicio del TDI, se aumenta la potencia del rotor del motor eléctrico al mismo tiempo que se cierra rápidamente el embrague situado cerca del motor. De este modo, el TDI acelera hasta alcanzar el número de revoluciones requerido y arranca.


Gestión de energía y propulsión
El motor eléctrico del twin up! utiliza la energía de frenado para recargar la batería de iones de litio (recuperación). Bajo condiciones de funcionamiento determinadas, se produce un desplazamiento del punto de carga del TDI favoreciendo así el balance energético del sistema híbrido. En consecuencia, se reduce el consumo del turbodiésel, que ahora funciona de forma más eficiente, y se alimenta la batería con la energía sobrante. La selección de marcha del cambio automático DSG de siete velocidades se realiza siempre con la finalidad de obtener el mínimo gasto de energía.

Nuevo diseño

Instrumentación digital
Los elementos de manejo y presentación han sido rediseñados para el twin up!. El manejo, el indicador del estado y la función de climatización a bordo del prototipo se indican ahora completamente de forma digital. A través de una llamativa y precisa gráfica de los elementos de manejo y presentación en tonos azules y blancos no sólo se crea una unidad formal, sino también un ambiente notablemente futurista.

Registro intuitivo de información
El objetivo de diseño del tablero del twin up! era unir el atractivo de un preciso instrumento de medición con una estética digital individual. La representación de las interacciones produce fascinación a través de fluidas transiciones y animaciones informativas que atraen la atención del conductor hacia la información requerida mejorando claramente la comprensión intuitiva. Dependiendo del modo de servicio – híbrido o eléctrico – varía la representación visual y los contenidos informativos del tablero: entre otros detalles, las agujas,  las escalas y la iluminación ambiente alrededor del tablero cambian de color blanco (modo híbrido) a azul (modo eléctrico). De este modo, la información digital se transmite de forma fascinantemente dinámica y con una alta precisión.

Pantalla Homescreen de libre configuración
Los puntos individuales del menú pueden seleccionarse a través del sistema de infoentretenimiento central mediante las teclas contiguas, situadas en el lateral de la pantalla, o directamente a través de la pantalla táctil. La pantalla Homescreen del sistema de infoentretenimiento puede configurarse libremente; de este modo, el acceso rápido individual a los puntos de menú «Directorio», «Sideway App» (también temas de libre configuración para los Puntos de Interés (POI) a lo largo de la ruta), «Eficiencia energética», «Tiempo», «Calidad del aire» o «Ajuste del climatizador» puede determinarse individualmente.

Regulación digital del climatizador
Por primera vez en un Volkswagen, la función de climatización del twin up! se representa exclusivamente de forma digital. El innovador concepto se basa en el nuevo principio de una visualización que utiliza consecuentemente las grandes posibilidades que ofrece la brillante pantalla «AMOLED» de gran resolución (Active Matrix Organic LED). El ajuste completo de las funciones de climatización se realiza a través de la pantalla táctil central. Para ello se utiliza una lógica de manejo «adaptada al cuerpo» a través de la cual el conductor o la conductora pueden ajustar una temperatura individual para las diferentes zonas corporales (hasta ahora sólo era posible ajustar la corriente de aire individualmente). De este modo, el climatizador regula automáticamente los ajustes de la temperatura, del ventilador y de la distribución del aire.