EDENOR

EDENOR

BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Especial Fin de Semana Turistas de euro: ¿En qué país soy más rico que hace un año?

Por fin los europeos tenemos un motivo de alegría: La fortaleza del euro en el último año hace que casi todos los países con otras divisas sean más baratos. Japón, Argentina y Egipto están entre los que más han bajado respecto al euro en el último ejercicio, mientras que Sheychelles, Israel, China y Croacia son más caras que el verano pasado para los europeos.

Las revueltas en Turquía y Egipto han hecho que estos dos países sean especialmente atractivos para los que utilizan el euro. Sus monedas se han depreciado un 15,9% y un 10,1%, respectivamente, en el último año y, además, la lira turca es, según un estudio de poder adquisitivo de la OCDE, el país con la divisa más devaluada del mundo, más de un 85%. A pesar de ser dos países muy atractivos por la debilidad de sus monedas, los precios pueden no ser tan baratos como otros años, ya que tienen una inflación muy alta. La tasa ha subido un 8% anual en Egipto y un 6,3% en Turquía.
También hay otros grandes destinos turísticos que se han abaratado notablemente respecto al ejercicio pasado. Quienes quieran conocer Tokio, lo tienen mejor que otros veranos ya que el yen japonés ha caído un 22% frente al euro y, además, es un país en el que la tasa de inflación es negativa, del -0,3% en mayo. El peso argentino ha bajado un 18% en un año y el real brasileño acumula una caída del 12,8% en los últimos doce meses.
Otro de los destinos especialmente atractivos este verano es México. El peso se mantiene frente al euro prácticamente en los mismos niveles que el año pasado, pero tiene una moneda depreciada el 77%, según la OCDE.
Hungría y Polonia, además de estar cerca de España, tienen ventajas también por la situación de su divisa (el florín y el zloty, respectivamente). Ambas se han debilitado en torno a un 3% frente al euro y, además, están devaluadas en un 79 y en un 85%, respectivamente.
Visitar la Torre de Londres y la Estatua de la Libertad también es más interesante para los europeoa, ya que se han depreciado las monedas de Reino Unido y Estados Unidos. La libra ha bajado un 5,8% desde el año pasado y la OCDE la ve ligeramente devaluada. Por su parte, el billete verde ha bajado un 2,5% desde el pasado verano, aunque el anuncio de la Fed de que retirará los estímulos tras el verano está fortaleciendo al dólar. Su tasa de inflación (del 2,7% y del 1,4%, respectivamente) restan parte de este atractivo.
Otros destinos, por el contrario, son menos atractivos para quienes los visiten con los bolsillos llenos de euros. El dólar canadiense ha caído un 6,4% desde el año pasado, pero aún está casi un 10% por encima de su valor. Lo mismo le ocurre al dólar australiano, que aunque ha retrocedido un 14%, aún debería devaluarse un 21% para situarse en el nivel que le otorga la OCDE.
LOS PAÍSES QUE SE HAN ENCARECIDO
Por el contrario, hay otros países que salen más caros que el año pasado. La rupia de Sheychelles se ha apreciado un 19,04% en un año, por lo que cada euro que se cambie cundirá menos que hace un año. Además, su tasa de inflación anual, superior al 7%, hace que los precios sean aún más caros. Somalia, Israel y Macedonia también han visto cómo sus monedas se fortalecían frente al euro, convirtiéndose en destinos más caros para los europeos.
Otros dos importantes destinos turísticos para los españoles, China y Croacia, también salen más caros que el año pasado para los españoles, puesto que el remimbi y la kuna se han encarecido algo menos del 1%.
ESPAÑA NO NOTA EN VISITAS LA APRECIACIÓN DEL EURO
No obstante, son casos excepcionales, ya que la mayoría de monedas se han debilitado frente al euro. Eso tiene una cara positiva: a los españoles (y al resto de los ciudadanos de la eurozona) les sale más barato viajar a otros países. La lectura negativa es, por el contrario, que España se ha encarecido como destino turístico para muchos extranjeros, vía moneda, aunque la evolución de los precios podrá absorber esa pérdida de poder adquisitivo del turista.
Los escasos movimientos respecto a las divisas de los países nórdicos, que registran pocas variaciones frente al euro, habrían ayudado a impulsar la llegada de visitantes de estos países, que ha crecido un 13% en los cinco primeros meses del año.
A pesar de la subida del euro frente a sus monedas, la llegada de suizos y rusos también sigue creciendo con fuerza y en los cinco primeros meses del año ha aumentado un 3,1% y un 30,8%, respectivamente.
EL EURO CUNDE POCO EN SUIZA Y LOS PAÍSES NÓRDICOS Y MUCHO EN CHINA E INDIA
Pero la carestía de un país no sólo tiene que ver con la evolución de su divisa, sino con el coste de la vida de cada Estado. Aunque es un factor complicado de evaluar, la revista The Economist utiliza el índice Big Mac, con el que compara el coste de este producto de Mac Donalds en los diferentes países del mundo.
La última actualización indica que el coste de la vida es especialmente alto en Venezuela, ya que comprar un menú de hamburguesa allí cuesta el equivalente a 6,7 euros, lo que, según la revista, supone una sobrevaluación del 87%.
En Noruega, Suiza y Suecia, el poder adquisitivo de los ciudadanos también es mayor que en la eurozona, por lo que la moneda única daría para adquirir menos productos, lo que indica que su moneda está sobrevaluada respecto al euro. En concreto, un Big Mac cuesta allí entre 5 y 6 euros, frente a los 3,59 de media de la eurozona.
Por el contrario, también hay destinos turísticos recomendados debido al escaso poder adquisitivo de sus monedas. India es el caso más extremo, ya que allí un Big Mac cuesta tres veces menos que en la eurozona.
Sudáfrica, Egipto, Rusia y China están en una situación parecida. Con lo que cuesta una hamburguesa en los países de la eurozona, allí se podrían comprar dos y aún sobraría dinero.
En línea con el poder adquisitivo de la eurozona hay otros países muy turísticos, como es el caso de Australia, Colombia o Turquía.


invertia.com