https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Lázaro Báez será un personaje de las PASO: Ya se habla del 8A

El Frente para la Victoria tendrá que hacerse cargo de la corrupción durante la campaña electoral. Su personaje central tendrá que ser Lázaro Báez, según se observa ya en las redes sociales. Gran parte de la opinión pública no sabe qué candidato quiere pero sí desea que pierda Cristina Fernández de Kirchner y que Lázaro Báez resulte el foco de las críticas a quienes ya se considera “el gobierno más corrupto de la historia”. Por eso, además, se afirma que habrá que hacer una movilización nacional como cierre de campaña de la gente, más allá de la política, antes de las PASO. Se habla de una marcha nacional contra la corrupción K para agosto. A causa de que no hay coincidencia aún en el día, genéricamente se habla del 8A.
Báez y la red de protección paragubernamental de la que gozaba, aparece otra vez en escena. Y las denuncias iniciales cobran nueva fuerza. Sin duda, un tema sobre el que no quiere hablar Cristina Fernández de Kirchner. Pero la opinión pública exige que se investigue hasta las últimas consecuencias.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). Lázaro Báez regresa con fuerza. Es el símbolo presente de la corrupción kirchnerista, del abuso de poder y de la utilización del Estado al servicio de la fortuna de quien es su mandante (a la gente le parece que él tiene un jefe o jefa).
2 investigaciones periodísticas hicieron foco en Báez, como consecuencia de investigaciones judiciales que persisten en su contra.
Omar Lavieri, en la web Infobae, había anticipado que el fiscal José María Campagnoli, quien ya había pedido la indagatoria de Lázaro Báez por la extorsión que, comprobó, sufrió el financista Federico Elaskar para ceder su cueva SGI, reconstruyó el circuito del dinero desde Suiza hasta la cuenta de Austral Construcciones en el Banco Nación, consiguió datos importantes en la investigación por lavado de dinero: entre diciembre de 2012 hasta abril de 2013, entraron al país US$ 65 millones que Báez y su contador Daniel Pérez Gadín, entre otros, transformaron en bonos de la deuda. Parte de ese dinero se depositó luego en las cuentas de la empresa Austral Construcciones, propiedad de Lázaro Báez. El ingreso de dinero proveniente desde el exterior finalizó, curiosamente, la misma semana en la que el programa Periodismo Para Todos reveló las sospechas acerca de la participación de Báez en maniobras de lavado de dinero.
Hugo Alconada Mon y Hernán Cappiello, en el diario La Nación, citan que el el fiscal José María Campagnoli, quien reconstruyó el camino del dinero desde las operaciones que realizó Helvetic Group -la empresa suiza que se quedó con la financiera SGI de Puerto Madero, más conocida como “La Rosadita”- hasta que esos fondos regresaron a la Argentina, entre fines de 2012 y abril de este año, a una cuenta de Austral Construcciones, la empresa insignia de Báez, cree que los 50 millones de euros en negro que supuestamente sacó del país el empresario kirchnerista Lázaro Báez regresaron al país lavados mediante la compra de títulos públicos argentinos, y quedaron depositados en la sucursal Plaza de Mayo del Banco Nación, frente a la Casa de Gobierno.
Con la corrupción K que regresa a escena, luego de las escenas de histeria de la Presidente de la Nación porque no le aprobaron la reforma judicial, todo aparece no solamente más claro sino que crece la idea de movilizarse nuevamente, contra la corrupción gubernamental. ¿Y qué mejor que hacerlo en el marco de las elecciones Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias?
Ya se habla de un cierre de lista nacional para impedir que el Frente para la Victoria intente demostrar que tiene más votos que el resto. Un párrafo del diario Página/12, provoca decisión de salir a las calles otra vez.
“(…) El Frente para la Victoria tiene en buena medida asegurado ser la fuerza que en las primarias conseguirá mayor cantidad de votos a nivel nacional, ya que es la única inscripta con la misma denominación en todos los distritos del país, a excepción de La Pampa. Esto anticipa un incremento de su bloque de diputados, ya que se renuevan las bancas de la floja elección que hizo el oficialismo en 2009, producto del desgastante conflicto que mantuvo entonces con las patronales agropecuarias. (…)”.
Por eso se habla del gran cierre de campaña anti-K. Para convocar a la derrota del FpV.
Campagnoli
Así, Báez y la red de protección paragubernamental de la que gozaba, aparece otra vez en escena. Y las denuncias iniciales cobran nueva fuerza. Sin duda, un tema sobre el que no quiere hablar Cristina Fernández de Kirchner. Pero la opinión pública exige que se investigue hasta las últimas consecuencias.
El tema mucho más allá de los cierres de lista, y los candidatos posibles. También explica la furia de la Presidente de la Nación por tener el poder para modificar los juzgados, presionar a los jueces, y todo lo que propició con la fallida reforma judicial que tanto defienden ella y sus militontos.
Campagnoli, quien reconstruyó el camino del dinero desde las operaciones que realizó Helvetic Group -la empresa suiza que se quedó con la financiera SGI de Puerto Madero, más conocida como “La Rosadita”- hasta que esos fondos regresaron a la Argentina, entre fines de 2012 y abril de este año, a una cuenta de Austral Construcciones, la empresa insignia de Báez.
El presunto círculo del lavado se cerró ante la pasividad del área antilavado del Banco Nación y de la Unidad de Información Financiera (UIF), órganos que tienen entre sus funciones detectar movimientos sospechosos de fondos.
Campagnoli expuso esos hallazgos en un escrito que presentó el miércoles último en la causa que instruye la jueza María Gabriela Lanz. Allí se investiga una presunta extorsión sufrida por Federico Elaskar, titular de SGI, para que entregara el control de la financiera a Jorge Chueco y Daniel Pérez Gadín, abogado y contador de Báez, respectivamente. El objetivo era quedarse a cargo de la firma para cederla a Helvetic Group. Esta causa corre simultáneamente a la investigación por presunto lavado de activos que instruye el juez federal Sebastián Casanello.
Campagnoli le envió la información obtenida al fiscal federal Guillermo Marijuán, quien investiga junto al juez Sebastián Casanello el delito de lavado de dinero por el que están imputados Báez, su hijo Martín, Pérez Gadín y los valijeros Elaskar y Leonardo Fariña, entre otros.
Fuente: Urgente 24