https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Manguerazo de liquidez del BCE y de resultados en una España que se agita

Así fue la semana

La flexibilización del objetivo de déficit de España por parte de Bruselas ha sido el tema protagonista de la semana. Aunque los países del norte no estén muy a favor, Guindos ha reconocido que hasta mayo no se pronunciará la Comisión, que ha dicho claramente que primero quiere ver los presupuestos. La cumbre europea se cerró con la rúbrica de un tratado de contención fiscal, una petición que Alemania ha convertido en su bandera.
El BCE salió en auxilió de los bancos de la Eurozona con un manguerazo de liquidez de 529.531 millones entre 800 bancos. Una medida que dio un respiro a unos mercados que volvieron a mirar hacia Grecia después de que el ministro de finanzas alemán y la propia Angela Merkel no descarten un tercer rescate para el país mediterráneo.
En España se conocieron los datos de paro, que en febrero volvieron a subir y los desempleados alcanzan ya los 4,7 millones. Entre tanto, los sindicatos comenzaron a anunciar huelgas con el 11-M como día para manifestarse, una fecha que no ha gustado a algunos. Las Comunidades Autónomas fueron criticadas desde Europa por ser las causantes del desvío del déficit, aunque el plan para sanear las cuentas de los ayuntamientos comenzó a debatirse.
Las empresas siguieron con su aluvión de resultados y, a la espera de Inditex, las 35 del Ibex ganaron un 34% menos. Su mayor caída de beneficios desde 2002 y en términos totales la menor cifra de la década. El miedo a una nacionalización de YPF puso en guardia al ministro del ramo y al propio Rey, pero finalmente Cristina de Kirchner no anunció nada en el inicio del año de la Asamblea Legislativa.

el boletin