https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Japón removió bolsas y divisas y Libia llevó a nuevos máximos el precio de la gasolina

Así fue la semana

El Tesoro solventó con éxito las subastas de deuda, a pesar de la rebaja de rating de Portugal y de la convulsión que el seísmo de Japón provocó en los mercados y que llevó a poner en entredicho la energía nuclear, con la paralización de plantas atómicas en varios países. El desastre nipón disparó la volatilidad de las Bolsas y la cotización del yen, obligando al G7 y al BCE a intervenir en el mercado de divisas. En el ámbito empresarial, mientras el castillo de naipes de Nueva Rumasa se desmoronaba al declararse en suspensión de pagos sus principales empresas, Qatar Holding tomó el 6,16% de Iberdrola y se reunió con Telefónica con vistas a invertir en la operadora. Repsol, por su parte, siguió calentando motores para vender su participada argentina YPF.