BANCO HIPOTECARIO

https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

TRIGO: ANTE UNA INAUDITA DISCRIMINACIÓN

Con motivo del pedido formulado por el Sr. Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca a la Federación Argentina de la Industria Molinera para que sus asociadas comprometan la compra de 500.000 toneladas de trigo a Agricultores Federados Argentinos a los precios y condiciones que también se incluyeron en dicho requerimiento, las Bolsa de Cereales, consecuentes con lo que ha sido su histórica posición sobre los principios que deben regir al comercio de granos, se ven precisadas a hacer público su punto de vista en relación con esta lastimosa situación.
Como manifestáramos al Sr. Ministro, en nota del 19 de Noviembre de 2010, que fuera acompañada por la firma de las entidades vinculadas a la producción y el comercio del trigo, incluida la propia Federación Molinera, la solución para evitar injustas distorsiones en el mercado de ese cereal, garantizando una justa retribución a los productores y un precio accesible para los consumidores de los productos de la canasta básica de alimentos que tienen al trigo como principal insumo, es “ abrir las exportaciones, sin ningún tipo de cupos, cuotas o restricciones de cualquier naturaleza”, de modo tal de asegurar la concurrencia de los sectores de la demanda, en iguales condiciones.
Intervenir en los mercados de una manera tan dramática y nociva como supone la medida dispuesta por la autoridad máxima del sector, constituye una clara arbitrariedad y una distorsión de la actividad de tal magnitud que contraviene los más elementales criterios de equidad, justicia y no discriminación en el mercado granario, principios que son las consignas fundacionales de nuestras instituciones.
Por tal razón, no podemos sino hacer público nuestro explícito rechazo a políticas como las expresadas en este caso proponiendo, concretamente, que se revea la decisión que estamos objetando, equiparando a todos los participantes de nuestro quehacer, en lugar del inaceptable favorecimiento de una sola empresa, en perjuicio de todas las demás, participantes de los sectores a quienes representamos.