https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El G20 aprueba nuevas reglas para reforzar el capital propio de los grandes bancos


Los líderes del G20 aprobaron este viernes en su cumbre de Seúl el nuevo marco reglamentario 'Basilea III', que exige más fondos propios a los bancos considerados importantes para el sistema financiero mundial, con el objetivo de que resistan mejor a posibles futuras crisis.La iniciativa del Comité de Estabilidad Financiera (FSB, según sus siglas en inglés) incluye la creación de una lista "de aquí a mediados de mayo de 2011" de los establecimientos bancarios considerados sistémicos, es decir que pueden crear un riesgo para el conjunto del sistema financiero en caso de quiebra.Esta nueva regulación y la reforma del Fondo Monetario Internacional (FMI), también adoptada el viernes por el G20, forman parte del rediseño de las finanzas mundiales lanzado por las potencias industrializadas y emergentes tras la crisis que estalló en octubre de 2008."Los líderes del G20 reunidos en cumbre en Seúl convalidaron las políticas marco del Comité de Estabilidad Financiera para reducir los riesgos en las instituciones financieras de importancia sistémica (SIFI), incluyendo los procedimientos y los plazos inscritos en el informe sometido", afirmó un comunicado difundido por el FBS al margen de la cita en la capital surcoreana.La reforma aprobada se concentra especialmente en el aumento de las exigencias en materia de fondos propios, de liquidez, de endeudamiento y de provisiones, para permitir a los bancos resistir mejor a una eventual nueva crisis importante. Las principales disposiciones están destinadas a aumentar los encajes bancarios (reservas mínimas de dinero en efectivo que deben mantener en caja).El ratio mínimo del núcleo duro de fondos propios, uno de los más importantes indicadores para medir la solvencia financiera de los bancos, subirá del 2% actual al 4,5% de los activos. A esto se añade un "amortiguador" financiero adicional del 2,5%, lo cual eleva el total de los fondos propios duros al 7%.Estas medidas deben entrar en vigor progresivamente a partir del 1 de enero de 2013 para una aplicación de aquí a 2015 y una puesta en marcha definitiva en 2019. La idea de exigir más fondos propios a los bancos ha creado mucha reticencia entre los grandes establecimientos, que han advertido sobre la posibilidad de que esta iniciativa complique la actividad económica sin volverlos más seguros."Creo que será un error", dijo el presidente del banco Citigroup, Vikram Pandit, en una entrevista con el diario Korean Times publicada el viernes. "No son necesarios niveles más altos (de fondos propios) para volver más seguro al sistema financiero, y probablemente se frenará el crecimiento económico", señaló Pandit.Pero el secretario del Tesoro norteaaericano, Timothy Geithner, rechazó estas críticas en una entrevista al canal CNBC, explicando que lo importante es que los bancos en cuestión funcionen con "menos riesgo".Como el comunicado difundido el viernes por el FSB no nombra a los bancos que serán incluidos en la lista de establecimientos de importancia sistémica, una de las incertidumbres vinculadas es si serán incorporados bancos chinos muy importantes a nivel nacional pero no tanto en el exterior.Según el gobernador del Banco de Canadá, los acuerdos de "Basilea III" podrían hacer ahorrar a los países del G20 unos 10 billones de euros (unos 13,6 billones de dólares).

afp