https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Samsung prohibió utilizar herramientas de IA

 El gigante tecnológico mundial Samsung prohibió a sus empleados utilizar herramientas de inteligencia artificial similares a ChatGPT.

Samsung se convirtió así en la última entidad en adoptar una postura contraria.

A las herramientas emergentes de inteligencia artificial (IA) generativa.

A medida que se infiltran rápidamente en las principales industrias mundiales.

Según un informe de Bloomberg, Samsung prohibió utilizar herramientas de IA generativa como ChatGPT entre sus empleados.

Esta nueva política llega después de que el personal de Samsung subiera un «código sensible» a la plataforma.

Samsung comunicó al personal que, a medida que crece el interés por las plataformas de IA, también aumentan los riesgos de seguridad.

El memorando interno destacaba las preocupaciones sobre los datos enviados a las plataformas de IA.

Y su potencial para almacenarse en servidores externos con poco control para recuperarlos o borrarlos.

Sin embargo, añadió que hasta que tales medidas estén en su lugar, la compañía restringirá «temporalmente el uso de IA generativa».

Esto incluye la prohibición del uso de herramientas de IA generativa en ordenadores, tabletas y teléfonos propiedad de Samsung.

Así como en sus redes internas.

Además, se pidió a los empleados que utilicen dichas herramientas en dispositivos personales.

Que no envíen ninguna información de la empresa.

O de lo contrario, se arriesgan a «medidas disciplinarias que pueden incluir el despido».

En abril, Samsung realizó una encuesta interna sobre las herramientas de IA generativa.

En la que el 65% de los encuestados creía que la tecnología supone un riesgo para la seguridad.

Samsung no es la única gran empresa que expresó su preocupación por esta tecnología emergente.

Desde principios de año, empresas como JP Morgan, Bank of America, Goldman Sachs y Citigroup restringieron o prohibieron el uso de herramientas como ChatGPT.

Sin embargo, muchas de estas mismas empresas están desarrollando sus propias herramientas de IA.

Fuente: Cointelegraph