https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las instituciones financieras deben tomar medidas proactivas

 Una herramienta que las instituciones financieras pueden utilizar para proporcionar productos financieros personalizados es el modelo de Open Banking, que permite a todas instituciones financieras compartir datos de forma segura y en tiempo real.

De acuerdo con cifras de la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV), al cierre de 2022 en México había una morosidad de 3.0% en relación con el portafolio total de crédito en el país. El porcentaje es menor que en 2021, pero muestra tendencias crecientes que podrían complicarse.

“En tiempos económicamente difíciles, las instituciones financieras deben tomar medidas proactivas para mitigar el riesgo de atrasos por parte de sus clientes. Una forma en que el sector puede hacer esto es centrándose en ofrecer productos prácticos y utilitarios que se adapten a las necesidades individuales de sus clientes”, explica Nick Grassi, Co-CEO de Finerio Connect.

Una herramienta que las instituciones financieras pueden utilizar para proporcionar productos financieros personalizados es el modelo de Open Banking. Se trata de un sistema que permite a todas instituciones financieras compartir datos de forma segura y en tiempo real.

Esto permite a las instituciones financieras acceder a una gama más amplia de información sobre sus clientes, lo que puede ayudarles a tomar decisiones más informadas sobre el riesgo crediticio o incluso la idoneidad de diferentes productos financieros.

Hábitos de gasto

“Con el Open Banking las instituciones financieras pueden acceder a datos sobre los hábitos de gasto, historial crediticio e ingresos de sus clientes. Esto ayuda a desarrollar un perfil más detallado y preciso de cada usuario; a su vez, esto se puede utilizar para adaptar los productos financieros a sus necesidades individuales”, agrega Grassi.

La necesidad de productos utilitarios en el sector es particularmente fundamental durante tiempos de complejidad económica, como la recesión que se espera a lo largo de 2023. En contextos así, muchas personas pueden estar luchando para llegar a fin de mes. Al ofrecer servicios prácticos y adaptados a las necesidades de cada cliente, las instituciones financieras pueden ayudar a sus usuarios a administrar sus finanzas de manera más efectiva.

“El sector financiero puede minimizar el riesgo de morosidad al ofrecer productos financieros prácticos y utilitarios adaptados a necesidades individuales y con base en las posibilidades de los usuarios. El Open Banking puede ayudar a la industria a lograr este objetivo al proporcionarles acceso a una gama más amplia de datos sobre sus clientes y a una infraestructura digital robusta”, concluye el Co-CEO de Finerio Connect.

Fuente: Finerio Connect