https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Alarma: Dólar a $500. ¿Y ahora?

 

El dólar blue tocó los $500 y no afloja. La inflación no cesa y la brecha cambiaria superó el 100%. ¿Qué puede pasar?

Los diferentes dólares libres (blue, MEP y Contado con Liquidación) tuvieron una suba superior al 15% en la última semana, en medio de la incertidumbre política, la falta de dólares del Banco Central y una inflación que sigue acelerándose.

Veamos el gráfico del dólar Contado con Liquidación desde que asumió el actual gobierno:

No alt text provided for this image

Esta semana marcó un nuevo máximo nominal. Aunque en una economía con una inflación que corre por encima del 100% anual, es lógico que vaya rompiendo nuevos récords.

Por eso, hay que analizarlo teniendo en cuenta los pesos que hay circulando. Una forma de mirar es comparar el precio del dólar con los pesos que hay en la economía. Veamos la relación entre el dólar y el stock de pesos (Base Monetaria + Leliqs):

No alt text provided for this image

El dólar (línea verde) superó, luego de un año, a la cantidad de pesos que hay circulando (línea roja). 

El dólar estuvo dormido varios meses, subiendo a un menor ritmo que la inflación. Es sabido que el dólar en Argentina nunca baja, tan solo toma impulso. Y así fue lo que sucedió: subió muy fuerte en muy poco tiempo.

Para colmo, la brecha cambiaria continuó agravándose:

No alt text provided for this image

Actualmente ronda el 110%, es decir que el dólar libre es 110% más caro que el oficial. Un aumento en la brecha no genera buenas expectativas en los exportadores, ya que tienen menores incentivos para liquidar. Esto podría generar aún más demoras en la liquidación, haciendo que el círculo vicioso de menores ingresos de dólares se amplíe. Posible dinamita para el país.

¿Qué puede pasar?

El dólar, en términos de los pesos que hay en la economía, ahora luce a un precio más “justo”. ¿Eso significa que se tomará un respiro? Nadie lo sabe.

Estamos atravesando días muy difíciles y es necesario que el gobierno pueda aportar calma. Si no hay soluciones y un plan creíble a la vista, el dólar no tiene techo. 

Tampoco las intervenciones del gobierno para calmar el dólar están siendo exitosas, y encima van malgastando los recursos.

Además, la sequía y la inflación que atraviesa el país pone en jaque cualquier esperanza. Como siempre, y más en este año electoral, a tener cuidado. La volatilidad de estos días puede ser peligrosa, tanto al alza como a la baja.

Nota: El material contenido en esta nota NO debe interpretarse bajo ningún punto de vista como consejo de inversión o recomendación de compra o venta de un activo en particular. Este contenido tiene fines únicamente educativos y representa únicamente una opinión del autor. En todos los casos es recomendable asesorarse con un profesional antes de invertir.



Miguel Angel Boggiano