https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Efecto Trump: Ojo con Javier Milei

 

El descrédito de los referentes tradicionales no cesa y el enojo/decepción de muchos electores tampoco. Javier Milei ya es más que un emergente.


Lejos del 'establishment' de los encuestadores convencionales, Pedro Garassino es un notable realizador de la técnica del 'focus group', y fue quien le anticipó a Urgente24 que Donald Trump podía ganar cuando Trump todavía era un 'meme' para la prensa especializada estadounidense, que no lo vió venir y creía que Hillary Rodham Clinton se lo llevaría puesto. Garassino volvió con su pronóstico años después con Jair Messias Bolsonaro. Y desde 2021 viene observando con atención a Javier Milei -Carlos Kikuchi es testigo de esto-. Aquí una actualización de su punto de vista:

Javier Milei en la Patagonia neuquina: San Martín de los Andes.

Javier Milei en la Patagonia neuquina: San Martín de los Andes.

En el 2016, previo a las elecciones en USA, escribí la nota 'El fantasma Bradley merodea posible triunfo de Trump', anticipando los resultados por medio de varios escritos que desarrollé durante la contienda electoral. También, el 8 de noviembre del 2016, publiqué 'Elecciones USA – Tensa paridad a horas de la elección', para el asombro de los lectores y las críticas de algunos analistas políticos.

La mayoría de las encuestadoras y los modelos probabilísticos en USA mostraban amplias ventajas a favor de Clinton.

Los modelos probabilísticos, también favorecían a la demócrata a la par de las encuestas. Por ejemplo, The New York Times publicaba su propio modelo que actualizaba a diario los porcentajes, titulado 'Presidential Forecast'. Hasta último momento, la diferencia a favor de Clinton era muy significativa.

No lo vieron venir.

No lo vieron venir.

Por otra parte, el popular estadístico estadounidense Nate Silver, fundador y editor del blog 'FiveThirtyEight', dedicado al análisis político basado en encuestas, modelos estocásticos y la teoría bayesiana, conocido como “el gurú de los datos” en ese país, en virtud de que predijo resultados con precisión en el baseball y en las elecciones 2008 acertó el triunfo de Barack Obama así como los ganadores en todos los Estados, salvo en Indiana.

En 2016, 'FiveThirtyEight' dio casi un 70% de probabilidades de victoria a Hillary Clinton frente al 30% para Donald Trump. Fue la primera vez que el gurú Nate Silver fue criticado por los medios, los políticos y los usuarios de las redes sociales. La realidad fue que Trump se impuso por 304 votos electorales contra 227 de Clinton.

 

Un tema que experimentaron varios países, inclusive USA con el triunfo de Trump, es el protagonismo de los 'outsiders'. Varios autores definieron a los 'outsiders' en base a la evidencia empírica. En el 2010, Samuels y Shugart señalaron que el concepto de 'outsider' tiene dos dimensiones constitutivas:

  • la primera es la inexperiencia política y
  • la segunda se refiere al armado de poder con partidos políticos nuevos o de poca relevancia.

Capitalizan el desencanto del electorado con los políticos tradicionales y el fracaso en los modelos económico-sociales.

 

En Argentina, Mauricio Macri y Daniel Scioli en algún momento fueron 'outsiders'.

  • El primero, proveniente del sector privado y del club Boca Juniors; y
  • el segundo, de la motonáutica.

Javier Milei, economista liberal libertario proveniente del sector privado, comienza su protagonismo en los medios de comunicación masiva, difundiendo con vehemencia las ideas de la libertad y atacando los privilegios de la 'casta política'.

 

Un personaje atractivo para invitar a debatir y mejorar los puntos de rating. Histriónico, antikeynesiano, autotitulado ex arquero de Chacarita Juniors, 'rockstar', por momentos, un agresivo desencajado.

 

Milei instaló las ideas liberales en un momento que eran tabú, vilipendiadas por el progresismo. De hecho, los liberales hablaban en voz baja, mientras Milei gritaba a los cuatro vientos sus teorías económicas significando al liberalismo como: “el respeto irrestricto del proyecto de vida del prójimo, basado en el principio de no agresión, y en defensa del derecho a la vida, a la libertad y a la propiedad”, definición de Alberto Benegas Lynch, a quién, en los intercambios en Twitter, con sumo respeto lo denomina “profesor”.

 

En sus clases abiertas y multitudinarias de economía, así como en los 'tours' recorridos por el país, convocó a jóvenes menores de 30 años, la mayoría de su capital electoral.

 

En otro aspecto, las acciones del gobierno nacional y de la oposición son percibidas como fuera de la agenda de la gente, en una dimensión diferente a la realidad de muchos argentinos. Luchas despiadadas por el poder, mientras la gente es espectadora de una película fuera de sus motivaciones. La lucha contra la Corte Suprema, el enfrentamiento entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner, entre Horacio Rodríguez Larreta y Patricia Bullrich, la pirotecnia verbal entre oficialismo y oposición.

 

Hay que estar muy relajado y tranquilo para concentrarse en el casamiento de María Eugenia Vidal y Quique Sacco. En los programas políticos las mismas caras de siempre, opinando desde la tribuna. La oposición quejándose del gobierno como cualquier argentino desde una mesa de café.

 

La gente ya no se identifica con las quejas como en la vieja política, sino demanda soluciones para la economía, la inseguridad, la corrupción; soluciones concretas. “Tenemos un plan”, pero los ciudadanos quieren saber “cómo es ese plan”, cuáles son los cursos de acción concretos para resolver los gravísimos problemas de nuestro país que afectan a cada argentino.

 

Se percibe que los políticos viven la realidad de otro país plagado de discursos fantasiosos, desvalorizando y subestimando a la audiencia, preparando el terreno y haciendo un lugar cómodo para que un 'outsider' les arrebate la careta. Los discursos románticos de campaña, vacíos de contenido concreto con promesas trilladas carentes de sustento técnico, generan dudas y desconfianza en el electorado actual.

 

Algunos encuestadores, desarrollan nubes de palabras en las cuales Javier Milei se destaca como “loco”, “payaso”, “inteligente”, “esperanza”.

 

¿Cómo un loco, un payaso puede generar esperanza en un porcentaje competitivo del electorado?

 

Uno de los temas que desvela a los encuestadores y analistas políticos es el 'voto oculto'. Históricamente, hay una correlación entre el posicionamiento de los 'outsiders' y el 'voto sorpresa'.

 

Desde el punto de vista técnico, es imposible cuantificar. Sin embargo, desarrollando 'focus groups' con verdaderos profesionales especializados, apoyados por 'entrevistas en profundidad', podemos obtener resultados cualitativos que permiten predecir, vaticinar que hay componentes ocultos en segmentos del electorado. Si bien no se pueden calcular por los carriles cuantitativos comunes es posible afirmar, probabilísticamente, si el 'voto oculto' tendría o no un peso relativo importante para definir las elecciones.

 

El 'voto oculto', 'votantes encubiertos', 'voto vergüenza' y la variante del 'efecto Bradley' son las diferentes maneras de mencionar a este fenómeno. Hoy, actualizando la terminología, se puede hablar del 'efecto Trump', más aún cuando nos referimos a los 'outsiders'.

 

Tom Bradley, respetado referente del Partido Demócrata, fue el único alcalde afroestadounidense de Los Angeles durante 20 años en el período 1973-1993. Él disputó la gobernación de California en dos ocasiones (1982 y 1986) contra el republicano George Deukmejian.

 

Si bien las encuestas mostraban diferencias significativas a favor, Bradley perdió en dos oportunidades contra Deukmejian para el asombro de los analistas. Surgieron diferentes versiones para explicar las diferencias entre las encuestas y los resultados inesperados de las elecciones adversos a Bradley. La que más prevaleció, fue que algunos votantes que no querían ser señalados como “racistas” por conveniencia social, se pronunciaron por el afroestadounidense en las encuestas, pero terminaron votando por el republicano dando lugar a lo que se difundió como el 'efecto Bradley', el temor de Barack Obama en su momento.

 

En el escenario actual, mientras los políticos experimentan luchas encarnizadas internas y externas por el poder, concentrados en las elecciones venideras, ciudadanos temen por su seguridad, recorren los supermercados al mejor estilo Messi, gambeteando para llegar a fin de mes, miran Gran Hermano o Netflix, evitando las malas noticias que les taladran el cerebro.

 

En este marco, Javier Milei crece en las encuestas, aunque, según la mayoría de los encuestadores, no logra perforar con buen impacto a los mayores de 35 años a quienes les genera incertidumbre y desconfianza. Sin embargo, si transitamos la dimensión del 'voto oculto', el “loco” con su discurso 'anticasta' y propuestas concretas en economía, inserto en el escenario actual del gobierno y Juntos por el Cambio, tiene amplias posibilidades de ser Presidente.

 

En el caso Trump, muchos estadounidenses negaban en las encuestas que votarían por el disruptivo republicano. Sin embargo, a la hora del 'cuarto oscuro', en soledad, lo hicieron.

 

Tanto Trump como Bolsonaro, entre otras, capitalizaron el desencanto social y el hastío de los políticos tradicionales. No es el objetivo de esta nota, analizar la gobernabilidad de ambos, pero llegaron al poder en escenarios similares al de la Argentina actual.



urgente24