https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Acidez: una molestia que puede ser síntoma de una afección mayor

 Afecta a una de cada cuatro personas


Especialistas del Hospital de Clínicas advierten que el reflujo gastroesofágico está aumentando en el país debido a que el sobrepeso continúa creciendo de forma sostenida en la población. Por ello, brindan una serie de sugerencias con el fin de prevenir las afecciones que se le asocian y a qué estar atentos a la hora de consultar con un médico. 

“La acidez o quemazón en el pecho es uno de los síntomas cardinales de la Enfermedad por reflujo gastroesofágico (ERGE). Esta se da como consecuencia del ascenso del contenido del estómago hacia el esófago y puede tener que ver con una alteración de la barrera fisiológica que impide que este fenómeno ocurra”, explica la Dra María Marta Piskorz (M.N. 106.112), médica del Sector de Neurogastroenterología del Hospital de Clínicas.

En Argentina, una de cada cuatro personas sufre de acidez frecuente, según un estudio epidemiológico realizado por el equipo del mencionado sector, que fue liderado por el Dr. Jorge Olmos (M.N. 73.145), Jefe de Neurogastroenterología del Clínicas. “Estamos hablando de una condición sumamente frecuente. Esto ocurre también en países como Estados Unidos y España. Se cree que este aumento tiene que ver con la curva creciente del sobrepeso / obesidad”, advierte Piskorz.

 

En cuanto a las causas que generan la ERGE, la especialista señala que existen algunos factores que pueden exacerbarla, como la obesidad y el embarazo. Además, algunos alimentos denominados “irritantes” pueden empeorar la acidez, como las comidas con mucha grasa, el mate, el café, los picantes, los cítricos, etc. “Por otro lado, hay algunos otros factores que pueden aumentar la percepción de la acidez como la hipersensibilidad a nivel del esófago, que está muy asociada a los factores emocionales y el estrés”, agrega. 


Ahora bien, ¿A qué hay que estar atentos para prevenir la acidez? “En la mayoría de los pacientes se trata de un síntoma que se controla con algunas medidas simples de cambio en el estilo de vida, descenso de peso y eventualmente el uso de antiácidos recetados por el médico”, indica la profesional. Sin embargo, aclara que existe un subgrupo de pacientes con síntomas persistentes y refractarios al tratamiento habitual que pueden tener un curso más agresivo de la enfermedad o mayor dificultad para controlar los síntomas. “En estos casos es fundamental realizar una consulta médica para determinar el diagnóstico definitivo. Existe un abanico de posibilidades, no todas las causas de acidez se tratan con antiácidos”, subraya.


Por último, destaca que en los últimos años hubo una notable mejora en el entendimiento y el diagnóstico de la ERGE: “Hoy contamos con tecnologías que nos permiten realizar un diagnóstico sumamente preciso en cada persona. En el Hospital de Clínicas se está inaugurando un importante centro de entrenamiento latinoamericano para el uso e interpretación de estas tecnologías”.