https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Tiro piedras contra mi tejado, pero suele pasar que cuando todos pensamos una cosa, pasa lo contrario"

 “Ayer vi un gráfico en el que se mostraba que por primera vez desde que se registra la estadística, el consenso de analistas de Wall Street espera un 2023 bajista en las bolsas. Tiro piedras contra mi tejado, pero cuando los intervinientes en los mercados pensamos de forma tan unísona, normalmente pasa lo contrario”, nos comentaba un gestor institucional esta mañana. Y es cierto.

Estos indicadores de sentimiento durante meses llevan mostrando el pesimismo sobre las bolsas del “dinero inteligente” (institucionales, traders profesionales, insiders, gestores de fondos de cobertura). Un pesimismo que se ha demostrado excesivo a la vista de las recientes fuertes subidas de las bolsas.

El proceso de pensamiento de los inversores actualmente es el siguiente: El pico de inflación ha quedado atrás - los bancos centrales deben moderar sus subidas de tipos – la recesión de los beneficios empresariales no ha sido tan fuerte como se esperaba – hay que anticiparse al giro tanto en la política monetaria como en el ciclo económico - hay que estar posicionado en bolsa.

Un pensamiento que es acertado en todas sus premisas, pero al que se le escapan varios puntos a nuestro entender: Veamos:

  • El pico de inflación ha quedado atrás: Correcto, pero la inflación seguirá en tasas muy elevadas en los próximos años. Por encima de lo que esperaba el mercado al principio de esta crisis. ¿Recuerdan lo de presiones inflacionistas coyunturales?
  • Los bancos centrales moderarán sus subidas de tipos: Correcto, pero los tipos se mantendrán en niveles elevados por un largo periodo de tiempo. Así está harto de decirlo la Reserva Federal de EE.UU.
  • La recesión empresarial no ha sido tan fuerte como lo esperado: Correcto, pero las estimaciones empresariales para los próximos trimestres muestran multitud de banderas rojas que creemos los inversores están ignorando.
  • Hay que anticiparse al giro de la política monetaria y económico: Correcto, pero si ese giro se retrasa, es probable que esa anticipación sea prematura.
  • Hay que estar posicionado en bolsa: Pues correcto o equivocado. Si se confirma el escenario que hemos dibujado en nuestras matizaciones de las premisas anteriores, sería pronto para entrar en bolsa, y más tras estas últimas subidas.
Más suben Ibex 35
Melia Hotels5,67€0,315,69%
IAG1,73€0,074,20%
Amadeus-A56,16€1,663,05%
Banco Santander3,08€0,072,27%
Solaria Energí...19,45€0,412,15%
Más bajan Ibex 35
Cellnex31,63€-0,17-0,53%
Acciona185,90€-0,40-0,21%
Grifols-A12,14€-0,01-0,08%
Bankinter6,68€0,010,09%
Laboratorios Ro...36,04€0,040,11%

Creemos que a los índices les queda otro tramo a la baja de importancia. Un tramo que vendrá por la caída de los beneficios empresariales por encima de las previsiones. Los ratios de valoración siguen siendo excesivos para un escenario de contracción económica como al que nos enfrentamos. Se está pagando demasiado por las acciones en promedio, según nuestra opinión claro está, con el propósito de anticiparse al giro monetario y económico. Pero ese giro se va a retrasar, y todas esas posiciones se verán penalizadas en los próximos meses.

¿Cómo sabremos si estamos equivocados? Pues por un lado si vemos que las presiones inflacionistas se reducen de verdad, y que los objetivos de inflación son alcanzables en un plazo razonable. Por otro, si los Bancos Centrales muestran en sus declaraciones que el escenario macro está cambiando, y que deberán ajustar sus políticas monetarias a un escenario más benigno para los mercados. También nos gustaría ver a los directivos empresariales no utilizar tanto la palabra “incertidumbre” en sus conferencias tras resultados. Y por último, a unas bolsas que corrigen los últimos excesos de una forma lateral y no bajista.

En ese escenario, pensaríamos que estamos a las puertas de la próxima onda alcista en tendencia. Habrá que esperar por tanto.

Ah, por cierto, el IPC de EE.UU. en línea con lo que se estimaba, es decir, que la presión inflacionista se está moderando.




capitalbolsa