https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Massa rechaza las presiones de la Rural y descarta el "dólar carne"

 El presidente de la Rural, Nicolas Pino, pretende que le den un dólar especial a 230 pesos para los exportadores de carne.


Sergio Massa decidió rechazar la creación de un dólar carne, destinado a las exportaciones de los criadores de ganado, que sufren la presión cruzada de los efectos de la sequía y la baja del precio internacional de la carne.

La presión para que se cree este dólar diferencial está encabezada por el presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA), Nicolás Pino, confiaron a LPO fuentes al tanto de las discusiones.

Es que el valor de la carne viene muy atrasado en relación a la inflación y los criadores de ganado: en el año que acaba de terminar aumentó un 52% contra un 92% de inflación acumulada. Por eso, los ganaderos apuestan a recuperar valor con las exportaciones, pero en el mercado global los precios también están por el piso. 

"El problema que tienen los exportadores de carne es que el mercado internacional está en baja y sin perspectivas de alzas por distintas coyunturas que nada tienen que ver con la economía doméstica", explicó a LPO una fuente del entorno del ministro de Economía.

Lo cierto es que los valores de los cortes con destino a nuestro principal comprador que es tanto a China, se desplomaron un 35%; mientras que el precio de lo que se envía al resto del mercado internacional se redujo entre 25% y 20%.

La Cuota Hilton pasó en los últimos dos meses de valer 6.500 dólares la tonelada a 4.800 dólares.

Sucede que además de China, a quien Argentina destina cerca del 75% de su exportación de carne, los exportadores afrontan dificultades en el mercado europeo, contemplado en la Cuota Hilton que establece un cupo de exportación de alta calidad que comprende envíos de 29.000 toneladas de carne anuales. La tonelada de esta selección de carne vacuna pasó de valer 6.500 dólares a 4.800 dólares en los últimos dos meses. 

"Lejos en el tiempo quedaron los valores récord de más de 17.000 por tonelada que pagaron los importadores europeos a mediados del primer semestre de 2022", indicaron desde el consorcio de exportadores de carne ABC, en referencia a los valores que alcanzaron los cortes más caros que se destinan a ese mercado, lomo, bife angosto y cuadril.

El ministro Sergio Massa con la cadena de la soja, cuando acordó el dólar diferencial para ese sector.

La lectura que hacen desde el gobierno es que el sector exportador "solo" tiende puentes con el sector público cuando "ven reducidos sus márgenes de rentabilidad, así sea por la dinámica propia del mercado en el que participan". 

"Cuando obtienen ganancias extraordinarias, porque la cotización internacional se dispara, se resisten a aportar ni medio centavo más en concepto de retenciones", agregó a LPO una fuente del oficialismo. 

Del otro lado, los ganaderos destacan que según sus estimaciones las exportaciones del sector sumarán 3500 millones de dólares. "En la Argentina se producen unos 3,1 millones de toneladas de carne, de ese total 2,2 millones de toneladas van al mercado interno y 900.000 toneladas van al mercado externo. El stock ganadero es alto y se podrían incrementar exportaciones sin entrar en un proceso de liquidación de vacas", precisó a LPO un productor pampeano.

La ecuación actual de menores precios en los mercados de destino, combinada con elevadas tasas de inflación a nivel doméstico, vuelve imprescindible la adecuación del tipo de cambio efectivo al cual se liquidan las divisas obtenidas.

Con esta selección de datos se evidencia la tensión entre los precios de exportación y el mercado interno. "El ganadero está perdiendo mucho dinero, el ternero tiene un precio superior a los 400 pesos por kilo, el maíz vale 47 el kilo y el cereal gordo para consumo vale 330, es una ecuación que está llevando al cierre a numerosos establecimientos de engorde a corral. Si no hay un dólar carne a 230 pesos y se dinamizan exportaciones, el sector está complicadísimo", agregó el productor.

"La sequía y su impacto en la producción de granos, tuvo como consecuencia el traslado apresurado de la hacienda, lo que generó una sobre oferta de tal magnitud que hizo que el precio de la carne en góndola quedara retrasado frente a la inflación", agregaron desde el consorcio exportador ABC, en diálogo con LPO. 

"La ecuación actual de menores precios en los mercados de destino, combinada con elevadas tasas de inflación a nivel doméstico, vuelve imprescindible la adecuación del tipo de cambio efectivo al cual se liquidan las divisas obtenidas", afirmó Miguel Jairala, asesor económico del consorcio de exportadores de carne. 

"La brecha entre el dólar oficial neto de derechos de exportación y la evolución de los costos industriales se ha vuelto un factor que afecta y afectará negativamente la competitividad de nuestra industria en los principales destinos de exportación", concluyó. 

Massa rechaza las presiones de la Rural y descarta el "dólar carne"
Massa rechaza las presiones de la Rural y descarta el "dólar carne"