https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Exxon y Chevron concentrarán sus inversiones petroleras en Argentina, Canadá y EE.UU.

 Las dos mayores petroleras estadounidenses están abandonando los grandes proyectos petrolíferos internacionales y concentrándose en un puñado de activos más lucrativos y «cerca de casa».

Los dos gigantes de los combustibles fósiles planean gastar la mayor parte de sus presupuestos anuales en el continente Americano este año.

De hecho, Chevron sostiene en sus planes de inversión, que va a volcar el 70% del capital destinado a la producción, en los yacimientos de petróleo ubicados en los EE.UU., Argentina y Canadá.

Por su parte fue Exxon, en un comunicado la que anticipó que va a gastar una parte similar de su presupuesto en la Cuenca Pérmica de Nuevo México y el oeste de Texas, Guyana, Brasil y proyectos de gas natural licuado.

El año pasado, Exxon abandonó Rusia tras la invasión rusa de Ucrania, y Chevron vio expirar sus acuerdos de concesión en Indonesia y Tailandia.

En los últimos años, Chevron lleva vendiendo activos en el Reino Unido, Dinamarca y Brasil, entre otros, según The Wall Street Journal. Exxon, por su parte, ha vendido o está intentando vender activos en Nigeria, Egipto y Chad, entre otros.

En su plan corporativo hasta 2027, Exxon dijo el mes pasado que se esperaba que sus inversiones en 2023 fueran del orden de 23.000 a 25.000 millones de dólares «para ayudar a aumentar el suministro para satisfacer la demanda mundial.»

Más del 70% de las inversiones de capital de Exxon se destinarán a desarrollos estratégicos en la cuenca del Pérmico estadounidense, así como en Guyana (Brasil) y proyectos de GNL en todo el mundo.

Para 2027, se espera que la producción de exploración y producción aumente en 500.000 barriles equivalentes de petróleo al día, hasta alcanzar los 4,2 millones de barriles equivalentes de petróleo al día, de los que más del 50% procederán de estas áreas clave de crecimiento.

Según Exxon, se espera que alrededor del 90% de las inversiones en exploración y producción que generen nueva producción de petróleo y gas tengan una rentabilidad superior al 10% a precios inferiores o iguales a 35 dólares por barril.

Chevron también sigue apostando por el Pérmico. Su capex de upstream -de un capex orgánico de 14.000 millones de dólares para 2023- incluye más de 4.000 millones de dólares para el desarrollo de la cuenca del Pérmico y aproximadamente 2.000 millones de dólares para otros activos de esquisto y tight.

Más del 20% de las inversiones en exploración y producción se destinan a proyectos en el Golfo de México, según declaró Chevron el mes pasado.

Con información de Oil Price