https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Silvergate enfrenta demanda colectiva por FTX

El banco cripto Silvergate enfrenta una demanda colectiva por su papel en la bancarrota del exchange FTX.

Así, Silvergate recibió críticas y ahora enfrenta una demanda colectiva de los inversores que depositaron en FTX.

Joewy Gonzalez presentó la demanda en su nombre y en el de otras personas afectadas por la quiebra de FTX.

González acusó a Silvergate de “ayudar e instigar” el fraude de FTX.

El demandante afirmó que invirtió sus fondos en FTX porque el exchange prometió almacenar sus activos digitales de forma segura.

Agregó también que FTX prometió permitir a los inversores “retirar (sus fondos) en efectivo”.

“O cambiarlos por otros activos o productos financieros”.

Según la demanda, el criptobanco tenía una “vista clara” del fraude en FTX, pero no cumplió con su “deber de diligencia debida”.

Continuó así diciendo que los ‘acusados ​​violaron sus deberes de conocimiento del cliente”.

“Y contra el lavado de dinero con respecto a FTX/Alameda’.

Además, el demandante alegó que Silvergate participó en la mezcla de fondos  y la transferencia indebida.

Así como en el préstamo de los fondos de los clientes.

Agregó asimismo que el banco aceptó depósitos de inversionistas de FTX.

Que se transfirieron directamente a Alameda Research.

Parte de la demanda dice que Silvergate es responsable de su papel en la promoción del fraude de inversión de FTX.

Y también de las infracciones del deber fiduciario.

Y está obligado, según el derecho consuetudinario, a indemnizar al demandante y a los demás inversores.

Silvergate vio caer rápidamente el valor de sus acciones en los últimos días tras la implosión de FTX.

Así, las acciones de la empresa se desplomaron 92,5% desde su máximo histórico de US$ 239.

En el momento de la publicación, se cotizaba a US$ 18,57.

Mientras tanto, el CEO de la empresa, Alan Lane, insistió en que los fondos de los clientes estaban seguros.

A pesar de la exposición a las empresas en conflicto.

Fuente: BeInCrypto