https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Pese a la suba, dólares paralelos siguen baratos: qué tan lejos están el blue y los financieros del "valor de convertibilidad"

 El dólar blue y los que negocian en la bolsa todavía tienen recorrido por delante para alcanzar el valor que deberían tener si se fijara la paridad "1 a 1"



Si bien es cierto que el precio de las cosas se lo fija en el mercado, como producto de la relación entre la oferta y la demanda, en el caso de la Argentina y el dólar, es conveniente hacer un ejercicio teórico respecto de qué pasaría si el Gobierno volviera a la paridad fija 1 a 1, como en los años de la convertibilidadEn ese sentido, hacia el 25 de noviembre, la relación técnica entre pesos y dólares era de 360 por 1. En otras palabras, u$s1 equivaldría a $360.

Para ese momento, los pasivos del Banco Central sumaban $13.529.837 millones, mientras que las reservas brutas eran de u$s37.538 millones. Es una paradoja, pero el tipo de cambio técnico estaba mucho más caro que el valor de mercado. Para ese momento, el contado con liquidación valía $323; el MEP, $316; y el blue, $320. Este miércoles 7 de diciembre, con el marco de un país todavía convulsionado por las repercusiones del veredicto contra Cristina Kirchner en la causa Vialidad, el blue cotizó a $316, mientras que el CCL cerró a $338,25 y el MEP llegó a $328,90. De esa manera, los dólares paralelos todavía siguen bastante por debajo del valor de convertibilidad.

Los descalabros macrofinancieros de la Argentina invitan a este tipo de inconsistencias. En la tercera semana de noviembre el Banco Central tenía fijado el dólar oficial en $172, es decir al 47% del valor técnico. "El dólar de equilibrio, que surge de comparar el total de los pasivos monetarios versus las reservas, hace un año atrás nos daba $176 y los dólares alternativos valían $203", señala el consultor y economista Salvador Di Stefano en un reciente trabajo. Allí, sostiene que el precio del billete verde, por estos descalabros, es en realidad "una ganga". Lo que ocurrió en ese período es que el Banco Central perdió u$s5.000 millones de reservas a la vez que siguió emitiendo más pesos. Hace un año, el valor de mercado estaba por así decirlo "devaluado" 17% respecto del valor técnico y hoy está sobrevaluado en un 11%.

Dólares para cerrar 2022 y un 2023 incierto

La clave para adelante es ver si el Gobierno va a poder evitar lo que los economistas definen como un "salto discreto" es decir, una devaluación más pronunciada de las que lleva adelante diariamente. En las últimas ruedas el Banco Central aceleró el nivel de "crawling peg" como para llevar el valor del oficial al ritmo de la inflación.

Con la aplicación del dólar soja, el ministro de Economía, Sergio Massa, pretende actuar sobre los stocks de granos, pero eso es al costo de sacrificar flujos futuros de divisas. De modo que al anticipar ahora la liquidación de soja que se iba a llevar a cabo en enero, es posible que logre cerrar la cantidad de reservas para quedar en línea con el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional a diciembre de 2022. El 2023 es otro problema.

"El Gobierno espera que el programa genere u$s3.000 millones que, a precios de exportación, equivale a unos 5,1 millones de toneladas vendidas, lo que parece factible de lograr", señala el Instituto de Investigaciones Económicas para la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL).

El Gobierno se asegura reservas para cumplir con el FMI, pero 2023 luce incierto.
El Gobierno se asegura reservas para cumplir con el FMI este año, pero 2023 luce incierto.

"En cuanto al nuevo cambio de reglas de juego, un tipo de cambio más alto sólo para un conjunto de productos y en forma temporaria genera obvias inequidades y distorsiones, además de configurar un escenario más complejo para la toma de decisiones", plantea el reporte de la escuela de negocios de la Fundación Mediterránea.

¿Cuántas divisas puede dejar el dólar soja?

Según señala en un informe Portfolio Personal Inversiones (PPI), de mantenerse el actual ritmo de liquidación por dólar "soja" de unos u$s193 millones de promedio diario y la proporción de compras netas del Central siguiera en 58% de lo liquidado (u$s113 millones diarios), fácilmente el balance de diciembre podría terminar por encima de u$s2.200 millones.

"No obstante, esperamos que el saldo mensual se ubique entre u$s1.700 y u$s2.000 millones. ¿La razón? La velocidad de liquidación por dólar "soja" se desaceleraría a medida que transcurran las semanas", explica PPI. Ese se debe a que las ventajas de conseguir el dólar a $230 se notan más al principio del programa y luego va perdiendo fuerza con el correr de las semanas y la inflación que hace su trabajo. "Esta lógica se mantuvo en las primeras tres semanas del dólar soja 1.0, cuando el promedio de liquidación descendió desde u$s417 millones diarios a u$s357 millones", explica PPI.

En ese sentido, el analista Andrés Reschini, de la consultora F2 Soluciones Financieras, advirtió que en las últimas ruedas de noviembre el desplome de la liquidación de dólar soja fue mucho más pronunciado que el esperado. De un promedio de u$s245 millones

¿Devaluación del 30%?

Víctor Beker, titular del Centro de Estudios Nueva Economía (CENE) de la Universidad de Belgrano, opina que con el dólar soja, el Gobierno "emite una clara señal respecto al futuro del dólar oficial".

"Hambrienta de dólares, la conducción económica reconoce que el dólar oficial es insuficiente para la exportación", asegura el economista. Beker señala que "de aquí en más, entonces, ¿quién va a liquidar divisas provenientes de la soja o de cualquier otra exportación al dólar oficial?". Y anticipa: "El dólar soja, más tarde o más temprano, pasará a ser el dólar oficial, lo cual implica una devaluación del orden del 30%, con el consiguiente impacto sobre los precios internos".

Los pronósticos sobre un salto del tipo de cambio no se acallan.
Los pronósticos sobre un salto del tipo de cambio no se acallan.

Al respecto, Ezequiel Zambaglione, Head of Strategy de Balanz Capital, señaló que "la política del Banco Central ha sido errática durante esta gestión" y que, por lo tanto, se torna difícil tratar de entender hacia dónde se puede dirigir en los próximos meses. Por lo pronto, consideró que es posible que los productores liquiden menos exportaciones que con el dólar soja 1, porque en septiembre estaban en una situación muy diferente. Ahor lo que queda de granos "es  residual".

Zambaglione consideró que los pesos que entregue el BCRA a $230 "pueden ir a presionar un poco" los dólares financieros, porque los productores no se van a quedar con pesos. No obstante, consideró como muy complicado entender la posibilidad del "salto discreto".

"Creo que el Gobierno tiene dos posibilidades: una es hacer toda la corrección en el tipo de cambio oficial y la otra es ir pasando más actividades al MEP", explicó, en lo que sería un desdoblamiento oficial, como un paso previo a una devaluación.




iprofesional