https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

“Los Estudios en general y el nuestro en particular siempre han mostrado una gran capacidad de adaptación para lidiar con circunstancias que en nuestro país cambian con gran velocidad”

 Pensando en el 2023, Abogados.com.ar conversó con Marcelo R. Tavarone (MRT), Juan Pablo Bove (JPB) y Nicolás Eliaschev (NE) , socios de Tavarone, Rovelli, Salim & Miani Abogados para conocer sus opiniones sobre los principales aspectos en materia económica y regulatoria; la coyuntura general y su impacto en el mercado legal para el próximo año.

 

El año 2023 tendrá desafíos poltícos en el país, ya que será un año electoral, ¿Qué se debe esperar para el clima de negocios en ese marco, en general y para los Estudios de Abogados?

 

MRT: Con excepción de algunas áreas que destacamos más abajo, entendemos que en el 2023 se mantendrá la situación que se vivió en 2022 y en alguna medida en 2021, un marco de muchas regulaciones, especialmente cambiarias, que inevitablemente condicionan de modo sustancial la posibilidad de hacer transacciones, tanto en materia de financiamiento como corporativa.

 

En este contexto, seguiremos, por un lado, estando presente en las transacciones que a pesar de todo se concretan en el país, ayudando a los clientes a cerrar negocios en contextos por demás difíciles, a la vez que continuaremos fortaleciendo otras áreas del Estudio, tales como litigios, impuestos y derecho administrativo, donde durante estos años hemos tenido excelentes resultados.

 

Por otra parte, buscaremos seguir fortaleciéndonos en lo institucional e interno, continuando con el foco en el desarrollo de nuestro equipo que nos llevó recientemente a ser certificados oficialmente como un gran lugar para trabajar mediante la plataforma internacional Great Place to Work. En este contexto, tenemos el desafío de seguir reteniendo y atrayendo talento para enriquecer nuestra Firma.

 

A nivel regional, será el año de la llegada de Lula Da Silva al poder en Brasil, con una gestión enconómica dividida y, en principio, rodeada de la desconfianza del Establishment, ¿Esto afectará posibles planes de negocios?

 

JPB: Preferimos no opinar sobre la dinámica política de otro país, pero quisiéramos destacar que los negocios originados en el marco del intercambio entre Brasil y la Argentina han sido de mucha relevancia para el Estudio y tenemos una estrategia de posicionamiento muy clara respecto a las inversiones que puedan venir desde Brasil con excelentes relaciones de trabajo con Estudios de primera línea de allí.

 

¿En qué áreas de negocios ven que puede haber oportunidades de crecimiento, incluso dentro del contexto de 2023?

 

NE: A lo largo de estos años hemos visto áreas de negocios con una marcada resiliencia y capacidad de crecimiento en contextos por demás desafiantes.

 

Minería, energías renovables y transición energética en general, petróleo y gas, agronegocios, Fintech y negocios digitales en general son industrias con un grado de solidez encomiable y en donde tenemos la virtud de estar muy bien posicionados como Estudio.

 

En este contexto hemos agregado, en 2022, una nueva área del Estudio – Minería- con la incorporación de un nuevo socio -Marcos Moreno Hueyo- y de su equipo, un área de práctica con enorme potencial y una gran sinergia con nuestra área de Energía.

 

El contexto local evidentemente no ayuda para poder realizar el potencial de estas industrias, pero otra parte hay un entorno global que sí creemos que nos puede beneficiar.

 

Creemos que la legislación pendiente, como la referida al hidrógeno, movilidad eléctrica y salvaguarda de las exportaciones de hidrocarburos, entre otras, son clave para desarrollar inversiones a nivel masivo, además, claro está, de superar, en cuanto se pueda el actual contexto de restricciones cambiarias y aduaneras.

 

¿Dirías que la misma dificultad del contexto puede abrir oportunidades de negocios para los abogados?

 

MRT: Los Estudios en general y el nuestro en particular siempre han mostrado una gran capacidad de adaptación para lidiar con circunstancias que en nuestro país cambian con gran velocidad.

 

En este marco, creemos que la integración de nuestras prácticas con fortalezas muy marcadas en áreas transaccionales, de asesoramiento regulatorio y de litigios, nos coloca en la mejor posición para continuar trabajando para ser un referente del mercado legal, sea cual fuere el contexto.

 

Con la pandemia cambió la gestión de casi todas las actividades, ¿cómo afecta la digitalización la práctica del derecho?

 

JPB: En marzo de 2020 nos adaptamos en forma instantánea a un formato remoto y digital. De la noche a la mañana pudimos funcionar dando el mismo servicio de excelencia a nuestros clientes que siempre les hemos dado.

 

La digitalización de expedientes y trámites en general sin dudas ha sido beneficiosa, aunque por el momento no vemos que ello se haya desarrollado a la misma velocidad en todos los casos.

 

¿Cómo se está gestionando la vuelta a la presencialidad?, ¿el régimen de trabajo híbrido tiene beneficios no sólo para los empleados, sino también para las Firmas?

 

JPB: Desde el último trimestre de 2021 que tenemos un sistema híbrido que funciona muy bien, sus principales virtudes son la flexibilidad y capacidad de respuesta.

 

Creemos que esta forma de trabajo tiene ventajas para nuestro equipo de trabajo, pero también para las firmas, que pueden contar con personas que se sienten con la suficiente comodidad y flexibilidad para articular su forma de vida, reforzando la motivación en el trabajo.

 

A ello le hemos sumado, hace tiempo, nuestra política de maternidad y paternidad.

 

Los desafíos de esta modalidad son, por un lado, buscar formas para garantizar la cohesión interna del equipo, y, por otro lado, mantener y profundizar nuestras relaciones comerciales con clientes y otros grupos de interés, ya que en estas cuestiones la presencialidad sigue siendo indispensable.

 

¿Cuáles son las principales metas de la Firma de cara al futuro?

 

MRT: A fines del 2023 habrá elecciones nacionales en la Argentina y sea cual fuere el resultado podrán venir cambios que impacten (esperamos para bien) en nuestra actividad. Por otra parte, en 2024 cumpliremos diez años de vida como Estudio. Ambos hitos son de enorme relevancia para nosotros y nos preparamos con mucha dedicación para estar a la altura de ellos.

 

NE: Tenemos, además, la meta muy clara de seguir posicionándonos como una firma líder de referencia para aquellos temas, ya sea transaccionales, de asesoramiento o litigios, que requieren de mucho valor agregado, sofisticación técnica, creatividad y compromiso en el acompañamiento a nuestros clientes.

 

¿Qué lecciones y aprendizajes les deja el 2022?

 

MRT: Por razones obvias, creemos que una lección relevante del año 2022 ha sido la reafirmación -más que nunca- de la virtud del trabajo en equipo, humildad, dedicación y perseverancia ante circunstancias difíciles y el valor de la excelencia y calidad.

 

Aunque parezca una obviedad, el ejemplo de la selección argentina de futbol nos deja lecciones muy concretas que ratifican muchas de las prioridades que siempre hemos tenido en nuestro desarrollo profesional.