https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Las acciones y el petróleo caen a medida que los inversores muestran escepticismo con la reapertura china

 Las acciones europeas cayeron levemente el miércoles, mientras los operadores miran hacia el final de un año de caídas y se prepararan para 2023. Es probable que cualquier esperanza de un rally de Santa Claus de fin de año se desvanezca, ya que el optimismo de los inversores sobre los planes de reapertura de China se ve contrarrestado por las preocupaciones sobre el impacto específico en algunas de las empresas más grandes del mercado.

La decisión de Beijing de eliminar los requisitos de cuarentena a los viajeros entrantes dio un impulso general a las acciones ayer, particularmente en China. Pero acciones individuales, incluidas Tesla y Apple (cuyas acciones terminaron con una caída del 1,4 por ciento) se vieron afectadas por las preocupaciones sobre las interrupciones en sus operaciones de fabricación en China en medio de un número creciente de casos de covid-19.

El Euro Stoxx 50 retrocede un 0,61%, mientras que el Ibex 35 se deja un 0,12% hasta los 8.260,00 enteros..

En los EE. UU., el llamado repunte de Santa sugiere ganancias durante los últimos cinco días de negociación en un año y los dos primeros del nuevo año. Los rendimientos durante ese período promedian el 1,3 por ciento en comparación con el 0,2 por ciento para cualquier período de negociación de siete días consecutivos.

A medida que termina la última semana de negociación, el mercado de valores de Estados Unidos se encamina hacia su peor año desde 2008. El Nasdaq ha tenido el peor desempeño de los tres índices, perdiendo un 33,8% este año debido a que los inversores abandonaron las acciones de crecimiento en medio de los crecientes temores de recesión. El Dow y el S&P 500 van camino de perder un 8,5% y un 19,7%, respectivamente.

Los datos económicos publicados el miércoles incluyeron las ventas pendientes de viviendas, que cayeron un 4,0% en noviembre sobre una base mensual, según la Asociación Nacional de Agentes Inmobiliarios. La caída se produjo cuando las altas tasas hipotecarias dieron miedo a los posibles compradores. Los economistas encuestados por Dow Jones esperaban una caída del 1,8%.

En el mercado de bonos, los mercados de deuda de la zona euro seguían bajo presión tras la retórica de línea dura del Banco Central Europeo en su reunión de política monetaria de diciembre.

El rendimiento del bono alemán a 2 años, que sigue las expectativas de tasas de interés, se mantenía justo por debajo del máximo de 14 años de la sesión anterior, de 2,66%. El bono alemán a 10 años cae 4 puntos básicos al 2,49%.

El rendimiento de los bonos del Tesoro estadounidense a 10 años desciende 2 puntos básicos al 3,84%, cerca del máximo de cinco semanas del 3,862% que tocó ayer.

El dólar tocó un máximo de una semana frente al yen el miércoles, impulsado por un aumento en los rendimientos del Tesoro y las expectativas de los inversores de un repunte en el crecimiento chino a medida que se aflojan las restricciones COVID-19. Mientras tanto, la libra se dirigía hacia su mayor alza de un día frente al dólar en dos semanas cuando los mercados británicos reabrieron después de un largo fin de semana. El dólar yen avanza un 0,5% a 134,21.

El euro cotiza en torno a 1,0620 dólares, tras haber cotizado de manera constante en torno a máximos de seis meses desde que la presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, dijera que las subidas de tipos tendrían que continuar.

Los precios del petróleo cayeron cuando los operadores sopesaron las preocupaciones por el aumento de los casos de COVID en China frente a la relajación de las restricciones en el principal importador de petróleo del mundo, lo que había alimentado algunas esperanzas de un aumento de la demanda. El crudo estadounidense cayó un 2,34% a 77,67 dólares por barril y el Brent cotiza a 82,29 dólares, un descensos del 2,42% en el día.

Los precios del oro el miércoles bajaron desde el máximo de seis meses de la última sesión debido a la toma de ganancias a corto plazo. El oro al contado cayó un 0,7% a 1.800,79 dólares la onza. Los futuros del oro en Estados Unidos cayeron un 0,64% a 1.803,10 dólares la onza.



capitalbolsa