https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

La UE acuerda un tope de 60 dólares por barril para el crudo ruso por vía marítima

 Los gobiernos de la Unión Europea acordaron provisionalmente el jueves un tope de 60 dólares por barril para el petróleo ruso transportado por vía marítima -una propuesta del Grupo de los Siete (G7)- con un mecanismo de ajuste para mantener el tope un 5% por debajo del precio de mercado, dijo un diplomático de la UE.

Polonia, que había presionado para que el límite fuera lo más bajo posible, tiene hasta las 15.00 GMT para aceptar el acuerdo, que deberá ser aprobado por todos los gobiernos de la UE en un procedimiento escrito antes del viernes, dijo el diplomático.

La propuesta inicial del G7 de la semana pasada era un tope de precios de 65-70 dólares por barril sin mecanismo de ajuste.

Dado que el crudo ruso URL-E ya cotizaba por debajo, Polonia, Lituania y Estonia rechazaron ese nivel por considerar que no alcanzaba el objetivo principal de recortar los ingresos de Moscú y su capacidad para financiar su guerra en Ucrania.

"El precio máximo se ha fijado en 60 dólares con una disposición para mantenerlo un 5% por debajo del precio de mercado del crudo ruso, según las cifras de la AIE", dijo el diplomático de la UE. Las revisiones del nivel de precios máximos se harían cada dos meses, dijeron los diplomáticos de la UE.

"Polonia tiene hasta las 16:00 horas CET para estar de acuerdo. Si lo hace, habrá un procedimiento escrito para su adopción", dijo el diplomático.

Los diplomáticos polacos dijeron que las consultas con Varsovia estaban en curso.

Los diplomáticos de la UE dijeron que Lituania y Estonia, que habían secundado las presiones de Polonia para fijar el tope lo más bajo posible, también estuvieron de acuerdo con el límite de 60 dólares. El crudo ruso URL-E cotizaba a 70,3 dólares el barril a las 1352 GMT.

El límite de precios del G7 para el crudo ruso transportado por vía marítima entrará en vigor el 5 de diciembre, en sustitución de la prohibición más severa de la UE de comprar crudo ruso por vía marítima, como forma de salvaguardar el suministro mundial de petróleo, ya que Rusia produce el 10% del petróleo del mundo.

La idea de aplicar el tope del G7 es prohibir a las compañías de transporte marítimo, de seguros y de reaseguros el manejo de cargamentos de crudo ruso en todo el mundo, a menos que se venda por menos del precio fijado por el G7 y sus aliados.

Dado que las principales empresas navieras y aseguradoras del mundo tienen su sede en países del G7, el límite de precios dificultaría enormemente la venta de petróleo por parte de Moscú a un precio más elevado.





reuters