https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

"Es probable que el mercado de valores comience pronto otra venta masiva importante"

 Pocos movimientos al cierre de las bolsas europeas en una sesión dividida en dos partes. Una antes del dato de empleo USA con alzas generalizadas, y otra después de ese dato con un incremento claro de la presión vendedora. ¿Y por qué ha cambiado el sesgo de la sesión este dato de empleo? Veamos:

La creación de empleo no agrícola en el mes de noviembre en EE.UU. ha superado las previsiones con claridad, (263.000 frente 200.00 esperado). También sorprendieron al alza los ingresos medios por hora de este mes de noviembre. Unos mejores datos de empleo sugieren que la economía no se ralentiza al ritmo que la Fed quisiera. Si la economía no se ralentiza la inflación tampoco lo hará, y si la inflación no se suaviza, las subidas de tipos deben mantenerse. Subidas de tipos...caídas en las bolsas. Ahí tienen la explicación.

Pero esto va a cambiar. En unos meses no nos preocuparemos tanto por las presiones inflacionistas, que se habrán reducido, sino por el deterioro económico y empresarial. Y este será el factor que inicie la segunda fase de este mercado bajista en el que nos encontramos.

Veamos lo que tiene que decir Bárbara Kollmeyer de MarketWatch al respecto:

Es posible que los inversores se hayan entusiasmado demasiado esta semana con los comentarios del presidente de la Fed, Jerome Powell.

La sugerencia del jefe de la Fed de un aumento de 50 puntos básicos frente a 75 pb en diciembre no era nueva, dice el fundador y director ejecutivo de BullAndBearProfits.com , Jon Wolfenbarger. Pero su tono moderado podría conducir a condiciones financieras más flexibles, trayendo consigo una mayor inflación y más aumentos de tasas para controlar eso, le dice a MarketWatch en una entrevista.

En nuestra advertencia del día, el ex banquero de inversión de Wall Street advierte que las cartas están apiladas contra los mercados de valores en el futuro previsible y ofrece gráficos para respaldar eso.

De su última publicación de blog , esta muestra el índice de volatilidad CBOE, o el VIX, rebotando en una línea de tendencia que en el pasado mostró mínimos anteriores para ese índice y picos en el S&P 500 este año:

El siguiente gráfico muestra el S&P 500 en una "tendencia bajista clara del mercado bajista con máximos y mínimos más bajos" y operando por debajo de su promedio móvil de 250 días (línea roja) y línea de tendencia bajista (línea azul), dice:

Luego está todo ese optimismo, a pesar de un mercado bajista de casi un año. Esa relación alcista/bajista alcanzó niveles históricamente alcistas a principios del pico del mercado de 2022 y permanece en territorio muy optimista, dijo.

"Esta configuración técnica bajista para el mercado de valores, combinada con un sentimiento de los inversores demasiado alcista ante el aumento de las tasas de la Fed en una recesión, sugiere que es probable que el mercado de valores comience pronto otra venta masiva importante del mercado bajista", dijo Wolfenbarger, quien ve esa recesión comienza cualquier día y termina a fines de 2023 o principios de 2024.

Lejos de los pronósticos más optimistas que se ven en otras partes de Wall Street, el administrador de dinero apunta a 2250 para el S&P 500, una caída del 43% desde los niveles actuales, aunque tocará fondo a mediados de 2023. Ese mercado bajista durará un total de 18 meses, no muy lejos del mercado bajista de 17 meses visto en la crisis financiera mundial.

Pero no aceleres los carritos de compras todavía. "Según los niveles de valoración actuales del mercado de valores que están cerca de la burbuja tecnológica de 2000 y los picos de 1929, es probable que el S&P 500 sea al menos un 25% más bajo en 10 a 12 años", predice.

¿Su consejo? Venda activos de "riesgo en" como acciones, materias primas (incluidas las acciones de energía, que caerán junto con el petróleo a medida que se inicie una recesión) y criptomonedas, altamente correlacionadas con las acciones tecnológicas. Los bonos del Tesoro serán más riesgosos de lo normal durante una recesión debido a la alta inflación, agrega.





capitalbolsa