https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Banco británico Starling prohibió operaciones cripto

 El banco británico Starling prohíbió las compras y los depósitos relacionados con criptomonedas citando un alto riesgo.

Starling es un banco digital con sede en el Reino Unido.

Y es además la última institución financiera en prohibir las transferencias y actividades relacionadas con las criptomonedas.

Para los titulares de sus tarjetas de crédito y débito.

Así, los clientes del banco británico Starling ya no podrán comprar criptomonedas como bitcoin (BTC).

Ni recibir transferencias de exchanges de criptomonedas o comerciantes.

El banco online anunció la noticia en un comunicado a los clientes, así como en Twitter.

Citando los altos riesgos percibidos del comercio de criptomonedas.

El banco también describió las criptomonedas como «de alto riesgo y muy utilizadas para fines delictivos».

Un portavoz de Starling dijo que el banco tuvo restricciones de «diversos grados».

En las transacciones relacionadas con las criptomonedas durante algún tiempo.

“Recientemente endurecimos las restricciones a las transacciones entrantes y salientes por tarjeta y transferencia bancaria».

Así lo declaró el representante.

«La tecnología y el pensamiento innovadores detrás de las criptomonedas tienen grandes ventajas potenciales”.

Sin embargo, “en este momento, son de alto riesgo y se usan mucho con fines delictivos y, como tales, ya no las apoyamos».

Las medidas del banco llegan en medio del actual escándalo del sector en el que está implicado FTX.

Uno de los mayores exchange de criptomonedas del mundo.

Que supuestamente se apropió indebidamente de los fondos de los usuarios con su empresa hermana Alameda.

Según la declaración de bancarrota de FTX, la empresa debe más de US$ 3.000 millones a sus 50 mayores acreedores.

Mientras que la cantidad total de acreedores supuestamente supera el millón de inversores.

Algunos miembros de la comunidad de criptomonedas creen que algunas restricciones a la actividad de las criptomonedas por parte de los bancos parecen razonables.

Pero una prohibición general no es la mejor solución.

Fuente: Cointelegraph