https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Senado: el kirchnerismo desafía a la Corte y busca blindar la designación de Doñate en la Magistratura

 En otra jugada de Cristina Kirchner, el Senado de la Nación tratará este miércoles, en sesión especial, el decreto que designa a los nuevos integrantes del Consejo de la Magistratura en representación de la Cámara Alta. Pese al fallo de la Corte Suprema, el kirchnerismo insistirá con el camporista Marín Doñate y buscará «blindarlo» con una votación en el recinto.

Este miércoles estaba previsto que el Senado convirtiera en ley sin grandes problemas el proyecto de Presupuesto 2023 y la prórroga de la vigencia de seis impuestos que representan el 32% de la recaudación nacional. El temario había sido acordado con la oposición previamente.

Pero por la noche, tras una reunión de bloque del Frente de Todos, el oficialismo decidió incluir la designación de los representantes de la Cámara para el Consejo de la Magistratura.

La decisión firmada por la presidenta provisional del Senado, Claudia Ledesma Abdala de Zamora, pretende, mediante la votación, resolver quiénes serán representantes de la Cámara alta en el Consejo, luego de que la Corte Suprema revocara la designación de Doñate, en favor del senador del PRO, Luis Juez.

El PRO ya tiene decidido ir a la justicia si el kirchnerismo insiste con la designación del camporista en el organismo que selecciona y sanciona a los jueces. Pero no preveía la posibilidad de que el oficialismo sometiera a votación las designaciones, algo que no es común.

El Frente de Todos tendría garantizado con la ayuda de aliados su aprobación. De esta forma, entienden en la oposición y confirman en el oficialismo, si luego la Corte Suprema se opone, el oficialismo argumentará que se trata de un fallo que va en contra del parlamento como poder independiente, no en contra simplemente de una decisión de Cristina Kirchner.

El tratamiento del Presupuesto 2023 finalmente quedó en segundo plano. El oficialismo ya contaba con los votos de aliados. El PRO planeaba abstenerse pero dar el debate. La UCR había decidido acompañar tanto el proyecto en general como el quorum para iniciar la sesión. Con los ánimos caldeados por la nueva jugada K, Juntos por el Cambio definirá finalmente si baja al recinto, y la sesión estará atravesada por los cruces.