https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Nace Runasur: el grupo indigenista de extrema izquierda coordinado por Evo Morales

 Por Nitu Peréz Osuna – gaceta.es

Bajo la consigna de “una América plurinacional, antiimperialista y anticapitalista”, el lider cocalero boliviano Evo Morales estableció en Buenos Aires, la Asamblea Constitutiva de “Runasur”.  Según la nota publicada por TeleSur, “el evento contó con la presencia de delegados de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela”.

Morales subrayó a través de su cuenta de Twitter, que “desde la conciencia y vivencia de la Sudamérica profunda, nace Runasur como nuevo movimiento político para fortalecer la integración de nuestros pueblos con base en la plurinacionalidad que construye unidad con diversidad para enfrentar la adversidad”.

No nos dejemos engañar por la supuesta unidad de la que Morales habla, cuando su verdadero objetivo es desintegrar, separar y destruir; no integrar.  Runasur es otra herramienta del marxismo internacional para destruir la cultura occidental.

El jefe cocalero explicó que el nombre del movimiento surge de la conjunción de la palabra quechua «runa» (persona o pueblo) y Unasur (Unión de Naciones Suramericanas). Mientras que en otro tuit, Morales puntualizó que Runasur promueve “una posición ideológica anticapitalista, antipatriarcal, antineoliberal y antiimperialista”.  Queda claro entonces, que este nuevo organismo es un movimiento político de izquierda que, como tal, está cargado de consignas politicas comunistas.

Por lo tanto, para nada sorprende que, en su primera declaración, Runasur haya exigido “el cese de las medidas coercitivas unilaterales contra (las dictaduras) Venezuela, Cuba y Nicaragua…y la libertad de Alex Saab y demás presos políticos que mantiene los Estados Unidos”, sin dejar de lado su posición en favor de “la igualdad de género” y el compromiso con “el cambio climático”.

En bueno repasar aquí que las dos primeras reuniones de Runasur se realizaron en Cochabamba, Bolivia, en el año 2020, siendo la tercera en Santiago de Chile en 2021. En agosto de ese mismo año, Evo Morales presentó un “decálogo” para promover el indigenismo más primitivo en Iberoamérica y para fomentar el culto pagano a la “Madre Tierra”.  Sin embargo, ha sido este noviembre de 2022 que se concretó su propuesta, a través de una Asamblea Constitutiva.

Reiteramos que Runasur es un instrumento de choque al servicio del Foro de Sao Paulo, que sirve, primero, para fomentar conflictos en la región, usando como excusa la supuesta defensa de los indígenas; y segundo, para promover el concepto marxista de lucha de clases, entre conquistadores opresores e indígenas oprimidos en nuestro continente; ocultando deliberadamente la gesta evangelizadora de España.

Llama la atención que en la declaración de Runasur no se diga una sola palabra sobre la masacre del régimen madurista en contra de los pueblos indígenas del sur de Venezuela, y en cambio se dedique a defender los intereses de un corrupto como Alex Saab, uno de los principales testaferros del dictador Nicolás Maduro. Lo cual demuestra que a los miembros del Foro de Sao Paulo poco les importa el bienestar de los indígenas, sino que los utilizan como carne de cañón para concretar sus planes de dominación regional.




tierrapura