https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Milei, fácil de ubicar, difícil de encerrar

 

Javier Milei está logrando crear la idea de que es posible romper el nefasto bipartidismo, origen de la Grieta y de la Casta. Ahora ¿cuánto puede crecer?



Javier Milei es el tema que abordó Raúl Acosta, horas después de la apertura en Rosario (Provincia de Santa Fe) de la casa Milei 2023, que ocurrió 24 horas después del plenario de La Libertad Avanza en la 3ra. Sección Electoral. Es notable el trabajo de Nahuel Sotelo desde La Matanza y abriendo espacios y locales en lugares no previstos por quienes tienen una falsa impresión de qué es La Libertad Avanza e ignoran su inserción popular. Y esto a su vez sucedió 24 horas después de la presentación conjunta de Milei y Diana Mondino en Ciudad de Buenos Aires, donde quizás Mondino es más conocida aún que en su territorio natal, Córdoba. En Rosario, en la casa Milei 2023, muy interesante la iniciativa del diputado provincial Nicolás Mayoraz y la movilización que realiza Romina Diez. Pero no pueden ignorar las palabras de Carlos Kikuchi, quien habló en el evento: "Ya hemos garantizado la presencia de la boleta de La Libertad Avanza en todos los distritos electorales argentinos, desde Jujuy a Tierra del Fuego. Ahora debemos garantizar un fiscal por mesa, por lo menos". El trabajo es la incorporación y capacitación de los futuros fiscales de mesa, y con el magro presupuesto que tiene LLA. En ese contexto va lo del 'Bigote' Acosta:

Recuerdo, hoy, una mínima charla, después de una nota con “piolín de macramé”, el seudónimo de Florencio Escardó aún resulta útil. Es personal: “me” resulta útil.

Todo Florencio Escardó resulta útil. Aquella, su frase siendo Director del Hospital de Niños: “los niños no eligen la hora en que se van a enfermar y las madres los traerán al Hospital, las guardias deben ser de 24 horas”… a la semana tuvo que renunciar. Los médicos, gremialmente, son de los peores, porque chantajean con algo inatajable: la salud, la vida.

Nota: su pareja, Eva Giberti, y las actitudes de los hijos van por otro lado. Cuidado con la patota de la biblioteca que junta libros diferentes en el mismo anaquel.

La frase es esta:

Escardó decía que el miedo a los marcianos, a los platos voladores, el miedo a una inteligencia superior es por una sola razón: los humanos, si fuesen dueños de una fuerza realmente superior serían /seríamos muy crueles y, por tanto, pensar que es otro cuerpo inteligente, distinto al humano, el que tiene ese poder traslada nuestra crueldad al ser desconocido… que nos hará aquello que nosotros haríamos. Eso se cura con inteligencia pero cuidado, el miedo es instinto, es pasión, es la parte animal incorporada, no hay inteligencia que la cure. Tenemos miedo porque seríamos eso que tememos…

 

Stars Wars hizo lo suyo y Escardo es Siglo XX.

 

En estos días, los días pos Peste (la Peste quitó la sábana que nos cubría del inútil y sacrosanto pasado) Argentina se abrió al siglo XXI y allí estamos, con la sabana caída tal y como llegamos al Siglo donde el mundo es ancho y ajeno y nada se pierde… todo se puede ver otra vez. No hay primicias, solo retraso en conocer y no hay secretos, solo incapacidad de reconocer… o falta de actualización en “el buscador”. Después de la encerrona de La Peste aparecieron, en el mundo, gobiernos bien diferentes. Hasta una Guerra física. De cuerpo a cuerpo. Argentina está cambiando, a su modo.

 

Milei es un nombre de fácil ubicación, puede decirse que no necesita mas. Milei. Alcanza. El “muñeco” que muestra, “la máscara”, como pedía Aldo Fabrizzi, “el sonido”, como buscaba Coltrane, eso inasible que define el todo sin Gestalt y no necesita explicación pues se presenta y representa en si mismo aparece con Milei. Milei es un sonido personal en el concierto.

 

Nadie busca nombre completo, filiación, biografía, solo mira y escucha relato.

 

Milei no podría ser parte del Siglo XX y de hecho no confronta con el pasado, lo elimina con un anatema: ”La Casta”.

 

Milei atrae por el componente contestatario y le agrega algo que torna dificultoso el combate: su tema es la economía. Debatir en ése plano es difícil para cualquier charlatán.

La especie ”charlatán de feria” agregó una subespecie, el charlatán de panel televisivo. Moliére en estado natural: sus médicos charlatanes discurriendo en latín sobre enfermedades inexistentes. Una discusión económica con o contra Milei evoca aquel teatro. Tristeza: Argentina no es un enfermo imaginario.

 

La Econometría. La Economía comparada. Las teorías sobre Capital, trabajo, plusvalía y la libertad. El rol del estado. Duro tema cada uno. Quita audiencia, mejor sobrevolar, agredir y sonreir pero, ay, “el muñeco” televisivo sale renovado y fortalecido de cada encuentro con los feriantes. Dice lo suyo sobre economía y libertad, remite a estadísticas y los califica: Casta. Servidores de la Casta. Empleados de la Casta. Viene ganando por goleada en cada entrevista.

  1. Confieso: siempre creí que Rousseau y las obligaciones del Estado eran parte del coágulo social del que nadie salía sin sangrar.
  2. Confieso: siempre creí que la tiranía del estado socialista derivaba en un gobierno de la burocracia que terminaba por enredar y enredar/se.
  3. Confieso: siempre creí que aquellas propuestas liberales al final del Siglo XIX eran gentilezas de un mundo que las guerras del siglo XX dejaron fuera de la moda.
  4. Confieso: Milei trae una variación sobre la única lucha posible en la sociedad: Libertad versus Orden.

Su enfoque, explicito o no, es que la libertad no es tal con el socialismo y la casta. A su modo abomina de la Burocracia.

Plenario de delegados de La Libertad Avanza en la 3ra. Sección Electoral bonaerense.

Plenario de delegados de La Libertad Avanza en la 3ra. Sección Electoral bonaerense.

La herencia del Siglo XX y lo que fue del Siglo XXI hasta La Peste es un ejemplo constante de su mini discurso: una casta gobernante que se reconstruye, se recicla y no soluciona. En el enemigo está su argumento. Milei eligió el enemigo.

 

Su sustantivo La Casta es el mensaje. No precisa mas. Todos entendemos y los números (otra vez la economía) son cachetadas sonoras, un rap, música balbuceante para una juventud sin discurso ni filosofías pero con algo claro por lo visible: la casta se recicla y no presta la felicidad.

 

Milei lleva por detrás un llamativo oxímoron: con la libertad extrema llegará el orden. Si se va la casta, si se minimiza el Estado, iremos hacia la felicidad.

 

Juan Jacobo pediría derecho a réplica. Marx y Engels estarían escribiendo un nuevo Manifiesto. Keynes buscaría analista.

 

Milei no podría existir, no existía antes de La Peste. Milei tiene existencia plena y creciente ahora.

 

Milei deja sin discurso a una doctrina liberal tibia y endurece un sustento que era mas paternalista que socialista y, por tanto, filosóficamente débil.

 

Asusta a los tibios y preocupa a los duros paternalistas o, si quiere, populistas.

 

Milei está a un tris de sostener que con la libertad se come y se educa…

No es devaneo citar La Peste como el disparador que pone en marcha a esta posibilidad de toma del poder por los libertarios. Es un anuncio, un lejano porvenir que, caramba, comenzó a definirse en 2021 y traerá consecuencias inevitables para el 2023.

 

Pregunta: es Milei el Marciano con el poder que tememos muchos porque, si lo tuviésemos haríamos increíbles actos de injusticia… Deberían contestar los buenos siquíatras y Florencio Escardó

 

Pregunta: ¿los jóvenes encuentran en Milei el que recita versos mínimos con tontas rimas: la casta nos quitó la libertad/ nos pone sin destino/ busquemos algo nuevo/ distinto del suicidio/no crean en discursos/ que suenan repetidos/ se llevan lo mejor/ nos dejan las mentiras…?

 

Pregunta: ¿tendrá un tango o una zamba para los que, como quien esto escribe, puedan aceptarlo?

 

Pregunta: ¿los medios hegemónicos (como dicen los K) podrán parar un fenómeno de estas características…?

 

No me pregunte a mi, yo solo soy periodista.


URGENTE24