https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Estafas virtuales: Los delincuentes piden cambiar la tarjeta SIM

 

Ola de estafas virtuales: 50 clientes de un mismo banco cayeron en un engaño

La mayoría son trabajadores de la provincia de Río Negro que cobran sus sueldos en el Banco Patagonia.

Modalidad. Los delincuentes piden cambiar la tarjeta SIM, las reciben ellos e inician los robos de claves.

Alrededor de 50 personas en un mes fueron víctimas de ciber estafas en Río Negro y la mayoría de ellas trabaja para el Estado provincial. Las estafas fueron hechas en mayor número sobre cuentas del Banco Patagonia.

Los afectados sufrieron extracciones, transferencias no autorizadas y pedidos de créditos personales por cifras que van desde los 50 mil a los casi 2 millones de pesos.

Entre los métodos utilizados figuran la duplicación de tarjetas SIM y las páginas clonadas que simulan pertenecer a una entidad bancaria y les permiten a los criminales acceder a las claves personales cuando ingresan las víctimas.

Desde la empresa aseguraron que no se trata de un “hackeo al banco” sino de acciones individuales que afectaron a sus clientes en un corto plazo. En el gremio de ATE de Río Negro denunciaron la situación y reclamaron al banco que atienda las urgencias de sus clientes.

Algunos de los empleados estatales observaron cómo sus haberes, pagados entre octubre y noviembre, se esfumaron en minutos. Otros sufrieron no solo el vaciamiento de sus cuentas sino también que se les carguen créditos no solicitados.

Estatales

“Un grupo numeroso de trabajadores estatales fue objeto de estafas en el Banco Patagonia. Durante octubre, advirtieron el vaciamiento de cuentas en las ciudades de Roca, Allen, Cipolletti, Huergo y Choele Choel”, indicó Rodrigo Vicente, secretario general de ATE en un comunicado.

“Muchos estatales viven horas dramáticas. Deben hacer frente a vencimientos de servicios y tarjetas y sus cuentas están en cero”, agregó.

El número de afectados todavía no está claro, sin embargo, existen ya un grupo de WhatsApp de unas 20 personas, muchas vinculadas al área de Salud de la provincia. Cuentan a Clarín que hay por lo menos 30 víctimas más entre jubilados, docentes y personal administrativo de la provincia.

“Estamos seguros de que son más de 50 los que sufrieron estos robos”, confirma Nicolás Prytula, trabajador independiente que brinda servicios a la provincia de Río Negro y cobra en el Patagonia. A Prytula le extrajeron $ 1.850.000 desde su cuenta bancaria mediante seis transacciones. En su caso, alguien solicitó a su compañía de teléfono una nueva tarjeta SIM para su celular. En estos casos se mantiene el número y cambia solo el chip, que es enviado a una dirección donde la recibe el estafador. La SIM de Prytula estaba asociada a sus claves, incluidas las bancarias por lo que el hacker pudo pedir nuevas claves como si fuera él mismo.

“Hay varios casos de duplicación de SIM. Manejaba y perdí el servicio. Al llegar a la ciudad consulto en latelefónica y me dicen: ‘Usted tiene una autogestión de tarjeta de SIM. Así me estafaron”, explica Prytula.

Las transferencias en la cuenta de Prytula figuran como “préstamos” y fueron concretadas entre las 20.01 y las 20.15 por montos que oscilan entre los 265 mil y los 395 mil pesos.

Hay ejemplos similares en General Roca, Allen, Cipolletti, Huergo y Choele Choel, todas localidades del Alto Valle y Valle Medio de Río Negro.

Ciudadanos extrangeros

El dinero de la cuenta de Prytula fue a parar a su vez a cuentas que pertenecen a ciudadanos extranjeros, en un procedimiento que se conoce como “mulas”. De allí, las transferencias se disparan hacia otras cuentas hasta que se les pierde el rastro.

De acuerdo a ATE hay tres casos que pertenecen al hospital de Allen con cifras de entre 170 mil y 200 mil pesos. La plata fue transferida a cuentas de Córdoba y San Luis, subrayan en el gremio. A una médica le extrajeron 750 mil pesos. Ella también fue víctima de un “pedido de cambio de chip”. “Estoy sin un peso, pidiéndole plata a la familia para pagar las cuentas”, dijo a Río Negro.

La gran mayoría de los afectados no quiere dar su identidad, pero tanto ATE, como Prytula, confirman que se están realizando denuncias.

“Pedimos seguridad, no queremos ir al cajero con miedo y encontrar las cuentas vacías”, dijo uno de los afectados que pertenece al gremio.

Para Prytula es sospechoso que varias de las estafas se realizaron el 2 de noviembre pasado, día de pago de la gente de Salud. “Es como si alguien les hubiera pasado el dato”, indica.

Uno de los casos más dramáticos es el de una jubilada de Choele Choel, quien tenía ahorrado dinero para su tratamiento oncológico y perdió todo: unos 162 mil pesos más un adelanto de 20 mil pesos, por lo que ahora le debe al banco.

“El dinero lo tenía para un tratamiento oncológico. Fui al banco y también hice la denuncia policial”, señaló la mujer que prefiere mantenerse en el anonimato. El robo fue el 24 de octubre y la mujer debía iniciar el tratamiento el 11 de noviembre.

Varios de los robos los hicieron el 2 de noviembre, día de pago de empleados de Salud.

Fuente: Clarín