https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El STOXX 600 europeo cierra estable porque valores defensivos contrarrestan materias primas

 El índice europeo STOXX 600 apenas varió el lunes, ya que las alzas de empresas defensivas de alimentación, bebidas y salud se vieron compensadas por los descensos de los valores de peso de las materias primas, ante la preocupación por el impacto del aumento de los casos de COVID-19 en China.

Antes de cerrar con un descenso del 0,06%, el índice de referencia tuvo altibajos durante toda la sesión, tras haber cerrado el viernes con su quinto avance semanal consecutivo.

La confianza se vio golpeada por el temor de los inversores a las consecuencias económicas de las nuevas restricciones por el COVID-19 en China, y el distrito más poblado de Pekín instó a los residentes a quedarse en casa ante el aumento de los casos.

«El deterioro de la situación se produce en un momento en el que se teme que haya brotes de gripe, lo que está ejerciendo una nueva presión sobre los valores de las materias primas, y las empresas mineras han sufrido más en la jornada de hoy», dijo Susannah Streeter, analista senior de inversiones y mercados de Hargreaves Lansdown.

En números

Los sectores de la minería, los viajes y el ocio, y los bienes y servicios industriales cayeron entre un 0,2% y un 1,5%.

Las empresas de petróleo y gas cayeron un 2,7%, ya que los precios del crudo Brent bajaron más de 5 dólares por barril, después de que el Wall Street Journal informó de que Arabia Saudita y otros productores de petróleo de la OPEP están discutiendo un aumento de la producción.

Los sectores defensivos, como la sanidad, la alimentación y las bebidas y los medios de comunicación, que suelen ser los preferidos en tiempos de incertidumbre económica, subieron entre un 1% y un 1,2%, ayudando a limitar las pérdidas del mercado en general.

El índice de referencia STOXX 600 se ha recuperado un 13% desde que tocó el mínimo de cierre de este año en septiembre, gracias a unos informes de ganancias mejores de lo esperado y a la esperanza de que la Reserva Federal de Estados Unidos se incline por unas subidas de tasas menores.

* Aunque los comentarios de los funcionarios del Banco Central Europeo fueron variados la semana pasada, el economista jefe del BCE, Philip Lane, dijo el lunes a Market News que el banco central volverá a subir las tasas en diciembre, pero que los argumentos para otro movimiento de 75 puntos básicos han disminuido.

Fuente: REuters