https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

El avión-boliche ya está listo y otro más se prepara para ser un bar

 Está montado en la ciudad cordobesa de Oncativo. El primero inaugurará en diciembre y ya se “estrenó” como sala de conferencias.


Cuando hace dos meses un empresario de la ciudad de Oncativo anunció que convertiría un viejo avión comercial sin uso de la desaparecida firma Southern Winds en un boliche, la noticia se replicó en casi todo el país, por lo inédito del emprendimiento. Ahora avisa que le anexará otro avión, que será bar.

Luis Scorza, dueño de las aeronaves que compró casi como material de rezago, contó que la primera unidad está acondicionada y lista para funcionar. Cuenta incluso con una terraza, pegada a una de sus alas, y con una manga de acceso, similar a las que se usan en los aeropuertos.

“El 3 de diciembre será la inauguración oficial, aunque ya lo venimos usando como salón de conferencias. La gente se sorprende cuando lo ve. Muchos no habían subido antes a un avión”, contó Scorza a La Voz.

Detalló que ese día harán una fiesta para unas 400 personas, aunque planean hacer otras más masivas antes de fin de año.

El boliche funcionará en el predio del hotel Nono Luigi, una residencia de campo con fines turísticos, también propiedad de Scorza. La aeronave que ya no vuela se llamará 1880, en alusión al año de nacimiento del bisabuelo del empresario.

El avión en Oncativo, ya usado como sala de conferencias. (Gentileza Scorza)
El avión en Oncativo, ya usado como sala de conferencias. (Gentileza Scorza)

“Un aeropuerto bailable”

Scorza, dueño de la firma Econovo que fabrica maquinaria para higiene urbana, adquirió tres aviones abandonados hace 17 años en el aeropuerto de la ciudad de Córdoba. Uno de ellos se va a repintar y acondicionar, como el avión que llevó a los soldados argentinos a las Islas Malvinas para incorporarlo al Museo de Oliva, dedicado a esa guerra de 1982. Oliva es una ciudad vecina de Oncativo.

De los otros dos, uno ya está habilitado como sala de conferencias y será pronto boliche. El otro funcionará como bar, anexado al anterior. “Lo iba a llevar a Carlos Paz, pero lo voy a dejar acá. Quiero hacer un aeropuerto bailable”, ironizó Scorza.

La pasarela de acceso a las aeronaves, también conocida como manga, se sumó para hacer aun más verosímil la experiencia de subir a un avión, aunque estos no despeguen ya del suelo. “Como el avión está montado en altura, si te asomás por la ventanilla te da la sensación de estar volando, o en el aire”, describió.

El empresario señaló que con todo esto busca llamar la atención de los jóvenes de su ciudad y zona. “Quiero ofrecerles algo para que no tengan que viajar para divertirse”, apuntó.

Mangas de acceso, como en los aeropuertos (Gentileza Scorza)
Mangas de acceso, como en los aeropuertos (Gentileza Scorza)

Deme tres

Aunque podría pensarse que comprar un avión es muy caro, el empresario asegura que las aeronaves en desuso como las que adquirió no son costosas.

En la subasta pública que se realizó en noviembre de 2019 las tres aeronaves fueron compradas por la firma “Prensadora Ciudadela”. Según trascendió, pagaron en total 453.000 pesos de aquel momento.

Luego de no encontrar un destino, y vencidos los plazos para removerlos del aeropuerto, empezaron a ofrecerlos. Hasta que Scorza se interesó.

El avión que será bar en Oncativo quedó encajado debajo de un puente en la Circunvalación. (José Gabriel Hernández / La Voz)
El avión que será bar en Oncativo quedó encajado debajo de un puente en la Circunvalación. (José Gabriel Hernández / La Voz)

La operación fue noticia, además, cuando al retirar el primero de ellos quedó atascado en un puente de la avenida Circunvalación de Córdoba al momento de ser acarreado rumbo a Oncativo.


la voz