https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Economía sale a canjear deuda. El BCRA ya compró casi la mitad de los títulos

 El Tesoro saldrá hoy a buscar un alivio de $1,2 billón en sus vencimientos de deuda en pesos para lo que queda del año. Lo hará a través de un nuevo canje de instrumentos, entre los que se encuentran Ledes, Lecer, bonos Dolar Linked y Boncer. A cambio ofrecerá unos bonos duales que se caracterizan por otorgar un rendimiento atado a la variable que mejor desempeño haya tenido a la hora del vencimiento, que será como máximo en septiembre del 2023, es decir antes de las elecciones presidenciales: la devaluación del tipo de cambio o la inflación. Una clave extra es que el BCRA ya compró casi la mitad de los títulos

El canje de agosto, en el que también la herramienta para tentar al mercado fueron los bonos Dual, hubo una adhesión del 70,6%. La clave, en ese momento, fue la participación del propio BCRA, que en la previa había salido a emitir $1,2 billones para comprar Letras del Tesoro, a la búsqueda de ponerle un freno a sus cotizaciones, que venían en franco desplome, en el marco de la crisis financiera que generó el cambio de Gabinete, tras la salida intempestiva de Martín Guzmán del Ministerio de Economía. Como el BCRA no puede participar en las licitaciones, la maniobra terminaba de completarse con esa conversión de instrumentos, a la que el mercado se sumó parcialmente.

Vencimientos abultados

Llegado noviembre, al Tesoro se le empezaron a aparecer nuevos vencimientos abultados, por $700.000 millones más $800.000 millones en diciembre. De ahí la nueva salida a canjear Letras. La pregunta es cuánto aportará el mercado, en base a unos Dual que ofrecen garantía de cobertura frente a devaluación e inflación y que vencen antes de un posible default, la amenaza de cara a lo que venga después de las elecciones.

Portfolio Personal destacó: “Tras varios días de rumores, el Tesoro publicó las condiciones de un canje para mañana (jueves 10 de noviembre) con el objetivo de despejar los vencimientos de noviembre y diciembre, que en su totalidad sumaban alrededor de $1.700.000 millones. Sin embargo, al observar los siete instrumentos que se canjean esta oportunidad, el Tesoro está atacando $1.242.357 millones (alrededor del 73,1% de las necesidades del bimestre)”

Y agregó: “A priori, y dado que estamos cada vez más próximos a elecciones presidenciales, creemos que esta conversión no logrará una gran adhesión del sector privado. Recordemos que el resultado final del canje de agosto tuvo una adhesión del 70,6%, a pesar de que la tenencia del sector público garantizaba un piso de 58,6%. Teniendo en cuenta que el sector público poseería el 45,7% de estos 7 instrumentos, haciendo una proyección lineal sencilla, la adhesión total del canje no creemos que supere el 57/58%”.

Fuente: BAE