https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Buen arranque del dólar soja II: en el primer día agroexportadores liquidaron u$s292 millones

 

La tonelada del grano disponible en Rosario se pagó más de $85.000. La apuesta es que se supere el compromiso inicial de ingresar u$s3.000 millones.


El balance del primer día fue más que positivo para el equipo económico que comanda Sergio Massa. Es que solo este lunes, con la puesta en vigencia de nuevo tipo de cambio diferencial para el campo, las agroexportadoras ingresaron al mercado de cambios local u$s292 millones, es decir, más que quintuplicaron el promedio diario de noviembre que rondaba los u$s50 millones. En tanto, también hubo buenas noticias para los productores agrícolas ya que la soja disponible alcanzó en el mercado de Rosario el valor de más de $85.000 la tonelada, cuando apenas unos días antes cotizaba en torno a los u$s70.000.

De esta manera, de continuar la tendencia, el Gobierno se aseguraría un ingreso nutrido de divisas hasta el próximo 30 de diciembre que incluso puede superar la meta de los u$s3.000 millones, que fue el compromiso de base pautado con las agroexportadoras.

Hasta el momento quedan en los silos poco más de 11 millones de toneladas de soja de la campaña 2021/22 y ese es el grano que el Gobierno busca captar. Se trataría de más de u$s6.000 millones en divisas. El gran interrogante, antes de la puesta en marcha la resolución que el lunes salió publicada en el Boletín Oficial, era la respuesta no solo de las agroexportadoras sino de los productores primarios que, en definitiva, son quienes hoy cuentan con grano por vender.

En este marco el Gobierno se aseguró de tentar a ambos actores del sector agropecuario. Por un lado, las cerealeras reciben el nuevo tipo de cambio diferencial de $230 por cada dólar y, a su vez, los productores perciben un precio que incluso supera lo que habían conseguido con la edición del dólar soja de septiembre, cuando llegaron a recibir hasta $75.000 por tonelada.

El quid de la cuestión es que aquellos productores que aún conservan soja en sus silos mientras avanza a paso lento, producto de la sequía, la siembra de la nueva de campaña, son justamente quienes tienen mayor espalda financiera. En la práctica los pequeños y medianos productores no tienen gran capacidad para guardar grano ya que venden en la medida que necesitan financiarse de cara a la próxima campaña y sus necesidades financieras diarias. Es por ello que el precio de la mercadería disponible, es decir la soja con entrega, será la clave a seguir en los próximos días.

Mientras tanto, desde la agroindustria se muestran bastante cautelosos y explican que se cumplirá de base el compromiso inicial de ingresar en el mercado de cambios local u$s3.000 millones, todo lo que exceda esa suma dependerá entonces de la voluntad de venta por parte de los productores. Lo cierto es que la vuelta del diferencial de retenciones a favor de aquellos productos con mayor valor agregado, como el aceite y la harina de soja, se puede leer como una devolución de favores del equipo económico para asegurarse que ingresen muchos más dólares hasta el próximo 30 de diciembre.

Teniendo en cuenta que en diciembre habrá dos feriados, 8 y 9 que serán puente turístico, todavía quedan 22 días hábiles para que las agroexportadoras ingresen divisas en el mercado de cambios local bajo el régimen del dólar soja. Así, de sostenerse el ingreso diario, se podrían liquidar más de u$s5.000 millones, una cifra que entusiasma y le calza como anillo al dedo al Gobierno en su necesidad de calmar el mercado de cambios local y encontrar un puente de tranquilidad hacia la próxima cosecha de soja que llegará recién a fines de marzo.



ambito