https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Prepagas: Críticas de Cristina Kirchner, Claudio Belocopitt, salió al cruce

 “El índice de salud da el aumento, no es un pedido de las empresas. Acá no hay que enojarse con el cartero, cuando el problema es la inflación”, dijo Claudio Belocopitt, presidente de la UAS

La vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner cuestionó ayer la autorización de un aumento en las cuotas de medicina prepaga que comenzará a regir en diciembre y el presidente de la Unión Argentina de Salud (UAS) y uno de los propietarios de Swiss Medical, Claudio Belocopitt, salió al cruce.

Más allá de eso, el dato político es que fue una crítica explícita al Gobierno que integra

“Resulta francamente inaceptable este nuevo aumento, esta vez de 2 dígitos (13,8%), que el Gobierno autorizó a las empresas de medicina prepaga, y que, de esta manera, suman el 114% anual de aumento otorgado. O sea, más de 20% sobre la inflación anualizada”, afirmó la Vicepresidenta en su cuenta de Twitter.

Fernández señaló que “oportuna y reservadamente” manifestó su “opinión contraria a seguir concediendo aumentos que afectan a las familias argentinas en un servicio imprescindible como el de la salud y que además agrava al proceso inflacionario”.

En declaraciones a La Nación, Belocopitt justificó la suba en la cuota de las prepagas en base a la inflación acumulada desde inicio de 2020 hasta la fecha.

“Desde la asunción de Alberto Fernández a la fecha, la actualización de las cuotas de medicina prepaga está por debajo de la inflación”, dijo el empresario.

“Desde enero 2020 a diciembre 2022, las cuotas van a haber aumentado 247,6%, mientras que la inflación proyectada, considerando 6% de inflación mensual en el último trimestre del año, da 306,5%”, detalló.

Otra suba

El incremento, que será del 13,8% y regirá a partir del próximo 1 de diciembre, se sumará a las subas implementadas en los meses de octubre (11,53%), agosto (11,34%), julio (4%), junio (10%), mayo (8%), abril (6%), marzo (6%) y enero (9%).

De esta forma, en diciembre las prepagas modificarán sus cuotas por novena vez en el año.

En el primer año de la pandemia (2020), el Gobierno le otorgó un solo aumento del 10% contra un índice de precios del 36,1%

En 2021, las cuotas tuvieron 6 incrementos y acumularon una suba del 47,8% frente a una inflación del 50,9%.

Al respecto, Belocopitt afirmó: “La cuota de medicina prepaga está todavía muy por debajo de la inflación. Este 114% de aumentos que se autorizó este año contiene algunos incrementos que correspondían a los aumentos que no se quisieron dar en 2021”.

“El Gobierno no autoriza un aumento para diciembre, surge de un índice que el propio Gobierno determinó a mitad de año, cuando no quiso entrar en discusiones directas por los aumentos. Este índice de salud refleja los aumentos de los costos de los meses anteriores, que son cálculos que surgen de los incrementos ocurridos en salarios, medicamentos, insumos utilizados y el valor de los precios en general”, agregó.

El índice de salud da el aumento, no es un pedido de las empresas

“Este incremento de diciembre surge de una evaluación de los costos que hizo el Gobierno. Acá no hay que enojarse con el cartero, cuando el problema es la inflación. El sistema de salud aumentó menos que la inflación y cualquier análisis técnico científico en el mundo demuestra que se requiere subir más, por las inversiones que se hacen en investigación, tecnología y equipamiento”, subrayó.

El presidente de Swiss Medical se mostró preocupado ante la incertidumbre por las paritarias 2023. “Necesitamos saber cómo se financia esta revisión para 2023 y por eso queremos saber cómo serán los aumentos. Todavía no sabemos si esta fórmula polinómica continuará en 2023 o no, para poder firmar la nueva paritaria”, explicó Belocopitt.

“La vicepresidenta no tiene por qué saber esta situación técnica, porque no se está haciendo absolutamente nada que no tenga sustento técnico, nada fuera de los marcos de la ley”, agregó.

El nuevo incremento de 13,8% fue autorizado por el Ministerio de Salud a instancia de la Superintendencia de Servicios de Salud, que es el organismo encargado de establecer las subas en base al Indice de Costos de Salud creado este año y que rige los aumentos desde el mes de agosto.

De acuerdo a lo expresado en la Resolución 1293/2022, el índice define las alzas contemplando “la evolución de los rubros de recursos humanos, medicamentos, insumos médicos, otros insumos y gastos generales que resulten significativos para el sector”.

Fuente: El Economista