https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

¿El mercado le da la espalda a Tesla?


Tesla presentó resultados que sorprendieron a todos. Sus ganancias continúan siendo récord, pero la acción ya cayó un 50% en el último año. ¿Qué pasó y qué puede pasar? Quedate que te cuento todo en esta nota.

Tesla cayó un 50% desde su máximo histórico, hace tan solo 12 meses:

No alt text provided for this image

La compañía de Elon Musk sufrió grandes pérdidas, principalmente por el contexto general: inflación por las nubes y tasas de interés subiendo fuertemente. Esto afectó las valuaciones de todas las acciones, especialmente las tecnológicas.

Además, el miércoles 19 de octubre, Tesla presentó sus resultados con grandes sorpresas. Las ventas del trimestre crecieron un 56% interanual y sus ganancias lo hicieron a un ritmo del 69%. Brillante, ¿no?

La gran fortaleza en las ventas se debe al impactante crecimiento en la entrega y al aumento de los precios de sus productos. Las ganancias también se beneficiaron por esos dos factores, aunque se vieron afectadas por los costos más altos de las materias primas y los problemas logísticos. 

Veamos cómo fueron las ventas y ganancias de Tesla (en millones de dólares), durante los últimos años. Vale aclarar que aún queda un trimestre en 2022.

No alt text provided for this image

¿Cómo reaccionó el mercado ante estas cifras récord? Al día siguiente, las acciones de Tesla cayeron un 7%. ¿Cómo puede ser? Hay tres motivos principales. 

Por un lado, las ventas estuvieron por debajo de lo que el mercado esperaba, a pesar de haber sido un récord. También influye el conflicto logístico que enfrenta la compañía y la incertidumbre sobre el ritmo de crecimiento futuro. Por último, y no menos importante, el clima actual del mercado es de sumo pesimismo. Y eso, claramente, afecta el sentimiento general de los inversores.

Se está viviendo un cambio de época por la situación inflacionaria y de tasas de interés. La recesión económica está a la vista y el futuro de las empresas es una incógnita. Hasta el propio Elon Musk ha dicho que espera que la recesión dure hasta 2024.

Además, Tesla ya no está sola en el mercado de autos eléctricos. Tiene una feroz y creciente competencia, con jugadores de renombre, tales como Ford, BMW, General Motors y Mercedes Benz.

Sin duda, la valuación de Tesla sigue siendo elevada, ya sea teniendo en cuenta sus ventas, ganancias o incluso comparándola con otros competidores. 

Vale aclarar que la compañía puede seguir creciendo (tal como lo viene haciendo en los últimos años), pero eso no implica, necesariamente, que sus acciones tengan que subir. El mercado siempre busca anticiparse y, por ahora, se está desenamorando de Tesla, luego de la euforia desmedida vivida en 2020 y 2021.

¿Hasta qué punto seguirá cayendo? Recorrido a la baja tiene, y más aún teniendo en cuenta el contexto global. A tener cuidado.





Miguel Angel Boggiano