https://mail.google.com/mail/u/0/?ui=2&ik=3ab76eea9c&view=att&th=1648a6d4d6c2fa40&attid=0.1&disp=safe&zw

Del caos en la nube a la gestión inteligente en la nube gracias a los servicios de nubes múltiples (*)

Escrito por Amanda Blevins, vicepresidenta y CTO de VMware en América

 

Se ha demostrado que las organizaciones que adoptan los servicios de nubes múltiples obtienen resultados reales y una gran cantidad de beneficios, como mayor resiliencia, agilidad y soberanía de datos. Por eso, no es de extrañar que en la actualidad la mayoría de las empresas utilicen dos nubes públicas o más: el 81 % informaron en una encuesta reciente que planean adoptar una estrategia de nubes múltiples antes de 2024.

 

Sin embargo, a pesar de las ventajas que ofrecen, también se ha demostrado que las nubes múltiples pueden ser complejas, incluso abrumadoras. Para optimizar las cargas de trabajo, simplificar el proceso de desarrollo y afrontar la creciente tendencia de dificultades operativas, es necesario adoptar un enfoque totalmente nuevo. A esto se lo ha definido como “caos en la nube”, ya que la posibilidad de contar con más nubes ocasionó un aumento descomunal de la complejidad. La mayoría de las empresas informaron que el proceso de creación de nuevas aplicaciones es lento y engorroso, y que gestionar toda la cartera de aplicaciones en diversas nubes es difícil y costoso. No es de extrañar, entonces, que cada nube necesite que sus equipos utilicen herramientas exclusivas que se usen de forma aislada y sean incompatibles entre sí. Mientras tanto, para el empleado promedio, obtener acceso rápido y seguro a aplicaciones críticas desde cualquier lugar es esencial, aunque suele ser todo un desafío. Esta complejidad ha repercutido ampliamente en el negocio, desde el control de gastos hasta la captación y retención de los mejores talentos.

 

Para afrontar la complejidad de las nubes múltiples, es necesario comenzar por crear una capa de separación que abarque varios entornos de nube diversos y que no impida acceder a los servicios específicos de cada proveedor de nube. Sin embargo, las organizaciones deben esforzarse aún más por superar el desafío de cómo crear, administrar, controlar y optimizar mejor las aplicaciones y las cargas de trabajo en un entorno de nubes múltiples.

 

Aquí es donde los servicios de nubes múltiples entran en escena.

 

Los servicios de nubes múltiples, una categoría de servicios de tecnología de la información (TI) en rápida expansión, son la clave para ayudar a las organizaciones a implementar una estrategia de nubes múltiples que simplifique y agilice el proceso de desarrollo, las operaciones, las redes y la seguridad en todas las nubes. El servicio de nubes múltiples ofrece una interfaz de programación de aplicaciones (Application Programming Interface, API), un modelo orientado a objetos, administración de identidades y otras funciones esenciales de manera uniforme en todas las nubes. Además, cuenta con una o más de las siguientes características:

 

  1. Funciona en una sola nube, pero admite interacciones con al menos dos nubes diferentes.
  2. Funciona en varias nubes y admite interacciones con al menos dos nubes diferentes.
  3. Funciona en cualquier nube o perímetro, aun en modo desconectado, y las operaciones básicas están completamente automatizadas.

 

Los servicios de nubes múltiples pueden utilizarse para estandarizar la infraestructura de la nube y las operaciones en una sola plataforma y, así, reducir la complejidad que supone desarrollar o consumir de manera individual los servicios nativos equivalentes de diversas nubes. En este modelo, las nubes públicas, los centros de datos, las nubes privadas y las ubicaciones perimetrales tienen una propiedad vertical, y los servicios de nubes múltiples, que ofrecen funcionalidad a través de estos entornos, tienen una propiedad horizontal.

 

Veamos en más detalle las cinco categorías más frecuentes de servicios de nubes múltiples y cuándo debemos usarlas.

 

Servicios de aplicaciones

Los servicios de aplicaciones les permiten a los equipos utilizar servicios esenciales de manera estandarizada en todas las nubes. Entre estos servicios esenciales, se incluye la observabilidad, la replicación, el respaldo y la restauración. Al implementar servicios de aplicaciones, las empresas pueden mejorar la velocidad de innovación y facilitar el uso de sus tecnologías. Algunos ejemplos de servicios de aplicaciones incluyen las herramientas para desarrolladores, las bases de datos, las plataformas modulares de desarrollo, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y las capacidades de integración y distribución continuas (Continuous Integration/Continuous Delivery, CI/CD) y sin servidor.

 

Servicios de infraestructura

Si su organización decide ejecutar sus aplicaciones como máquinas virtuales, contenedores o ambos, lo adecuado sería utilizar servicios de infraestructura para estandarizar la administración y las operaciones en todas las nubes. Entre los diferentes tipos de servicios de infraestructura de nubes múltiples se incluye la habilidad de administrar y supervisar los servicios de procesamiento, almacenamiento y redes, aprovechando las máquinas virtuales o los contenedores, la automatización de la infraestructura y las soluciones de administración de Kubernetes. Una vez implementados, los servicios de infraestructura pueden mejorar la resiliencia, la seguridad, el rendimiento, la interoperabilidad y la portabilidad.

 

Servicios de seguridad

Al utilizar nubes múltiples, uno de los problemas a los que las empresas se enfrentan es que cada una de las nubes cuenta con sus propias herramientas de seguridad y metodologías, por lo que resulta difícil poder garantizar que su empresa esté protegida contra las ciberamenazas. Aquí es donde los servicios de seguridad de nubes múltiples entran en escena, ya que centralizan las operaciones de seguridad y las cadenas de suministro de software seguras. Algunos ejemplos de servicios de seguridad de nubes múltiples son la detección y respuesta en la red, la detección y respuesta en terminales, los antivirus de última generación y el perímetro de servicio con acceso seguro. Estos servicios les permiten a las organizaciones lograr visibilidad, contextos y controles uniformes mediante una única interfaz.

 

Servicios para el usuario final

Independientemente de cuál sea el tamaño de su empresa o de cuántas aplicaciones utilice, es necesario ofrecer el nivel adecuado de acceso a las aplicaciones y los datos. Sin embargo, esto puede resultar difícil si tiene una infraestructura de nubes múltiples. Los servicios de nubes múltiples para el usuario final, que constan de escritorios virtuales, administración de dispositivos y suministro de aplicaciones para el usuario final, le brindarán a su organización un método estandarizado para que todos los empleados obtengan acceso rápido y seguro a sus aplicaciones y, al mismo tiempo, simplificarán la administración de los dispositivos.

 

Plano de datos

Anteriormente, las cargas de trabajo se limitaban a un solo plano de datos incluido en una única nube privada o pública o una única ubicación perimetral. Ahora, gracias al surgimiento de servicios de nubes múltiples, las empresas pueden ejecutar las cargas de trabajo en el plano de datos de nubes múltiples. Un claro ejemplo de cargas de trabajo que se ejecutan en el plano de datos de nubes múltiples es una aplicación distribuida que funciona en entornos de varios proveedores de nube. Es posible que parte de la aplicación se ejecute en la nube privada y que el resto de los servicios se implementen en una nube pública. Es en el plano de datos de nubes múltiples donde se encuentran los contenedores, los servicios y los datos, y donde ocurre la interacción del usuario.

 

Del caos en la nube a la gestión inteligente en la nube

El objetivo esperado de cualquier transición a las nubes múltiples debería ser salir de una situación de caos en la nube y lograr una gestión inteligente en la nube. La gestión inteligente en la nube consiste en adoptar un enfoque estructurado y planificado respecto de la transformación digital y de nubes múltiples. A medida que más empresas utilicen nubes múltiples, estos servicios serán fundamentales para lograr la gestión inteligente en la nube porque ayudarán a reducir las complejidades y los riesgos, y ofrecerán la libertad de seleccionar la nube adecuada para todas las situaciones sobre la base de los requisitos técnicos y comerciales.